130 millones de litros de agua se robaban al año

Con la desactivación de estas “pegas ilegales” se logró recuperar más de 130 millones de litros de agua, mientras que por fugas de agua potable se dejaban de recibir más de 152 millones de litros, en tuberías que van desde 1 hasta las 14 pulgadas.

La recuperación se logró gracias a planes de contingencia desarrollados por el Distrito junto con la empresa de servicio público.

Tras los varios planes de contingencia que se han implementado por la Alcaldía Distrital y la Essmar desde hace un año con la intención de recuperar los volúmenes de agua que se perdían por fraude o por fugas, tanto del agua potable como de la que aún no pasaba por las plantas de tratamiento, la empresa pública reveló que solo por conexiones irregulares y fraudulentas se estaban perdiendo más de 130 millones de litros de agua al año.

Con la desactivación de estas “pegas ilegales” se logró recuperar más de 130 millones de litros de agua, mientras que por fugas de agua potable se dejaban de recibir más de 152 millones de litros, en tuberías que van desde 1 hasta las 14 pulgadas. El desperdicio de nuestras aducciones de más de 200 millones de litros, en tuberías desde las 18 hasta las 24 pulgadas, para un total de 483 millones de litros de agua recuperada.

En esta oportunidad el equipo de operarios de mantenimiento y adecuación de redes de la Empresa, desde el inicio de las operaciones ha venido atendiendo de manera prioritaria todas las fugas que se vienen presentando en la ciudad de Santa Marta y en la zona rural, muchas de estas, gracias a las denuncias oportunas de los ciudadanos, evitando así la pérdida del preciado líquido, sobre todo en la temporada de verano y por la emergencia sanitaria del coronavirus que se presenta actualmente.

El ingeniero Ricardo Pinto, coordinador de mantenimientos y adecuaciones de redes de Acueducto de la Essmar, manifestó que “desde que iniciamos labores como empresa de servicios públicos de Acueducto y Alcantarillado hemos podido recuperar gracias a los trabajos de corrección de fugas más de 152 millones de litros de agua y 130 millones de litros que se perdían por conexiones irregulares y fraudulentas”, señaló el funcionario.

Por su parte, el gerente de la Essmar, José Rodrigo Dajud dijo, “estamos siendo proactivos porque con el aumento de las presiones para levar los caudales a las comunidades, tenemos un grupo de personas que están haciendo las reparaciones de esas fugas para que el agua no sea desperdiciada y así cada litro de agua pueda ser realmente utilizado para beneficio de las comunidades”, indicó.

En actualidad según la empresa los indicadores de las pérdidas de la compañía por este tipo de conexiones estaban en el 71,5%, y en diciembre con el 56,2% y este año se espera estar alrededor del 45%, lo que permitiría ubicar a la ciudad en el parámetro internacional de manejo de pérdidas a nivel mundial que está entre el 35% y 45%.

También podría gustarte