La Iglesia católica frente a las pandemias del mundo

Santa Marta,  desde su fundación ha sufrido por epidemias y pandemias, y desde esa época histórica, la Iglesia Católica con todas sus normas ha desempeñado un papel fundamental para aliviar los sufrimientos de las poblaciones que creen en un ser supremo que le perdona los pecados y le ayuda a salir de situaciones difíciles.

Así lo afirmó el historiador y sociólogo Édgar Rey Sinning, quien dialogó con HOY DIARIO DEL MAGDALENA, sobre este tema, a propósito de la pandemia del Covid-19 que también ha tocado a los samarios.

En la época de la colonia unas de las pandemias que afectaron muy fuerte a América, fue la viruela,  la fiebre amarilla,  y el cólera. Santa Marta sufrió los estragos de estas enfermedades porque el sistema de salud era muy incipiente.

“En la época colonial, los primeros conquistadores tratan de dar soluciones a estos problemas y lo hacen con el apoyo de la Iglesia para venerar a Dios y salvar almas, creando a la vez  un hospital, con el fin de atender a los enfermos, donde el ‘sangrador’, así se les llamaba a los médicos de la época, hacían sangrar a las personas, para que por medio de la oxigenación de la sangre saliera la enfermedad que los aquejaba”, manifestó el sociólogo.

De acuerdo con los historiadores, los primeros brotes de una epidemia en Santa Marta fue en el año 1536, al parecer se propagó la fiebre amarilla y la disentería (alto flujo de sangre y otros síntomas).

“Ante esta emergencia,  don Pedro Fernández De Lugo, que era el gobernador de la época estuvo muy preocupado por la salud de los enfermos, que en su mayoría era compañeros de viaje que habían llegado de Europa o Santo Domingo, a poblar Santa Marta, sus enfermedades se debía a las altas temperaturas o descomposición de los alimentos que consumían, lo cual originó muchos muertos.

“Ante estas epidemias, fueron los sacerdotes, frayles, monjas y laicos, dirigidos por la Iglesia Católica, los que asumieron con mucha responsabilidad el papel de sanadores, actuaron como enfermeros y médicos. Por ello, la Iglesia juega un papel determinante, porque al creer en Dios y aferrarse a Él, podría ser la salvación”, explicó Rey Sinnig.

Con base en lo anterior,  fue construido en Santa Marta, el  Hospital San Juan de Dios, lugar en donde se atendieron a muchas personas, algunos se recuperaron, mientras que a otros se les daba consuelo para que partieran tranquilos y con el rosario en sus manos.

“En el Hospital San Juan de Dios se le dio apoyo a mucha gente, desde mediados del siglo XVIII, era atendido por una comunidad religiosa.  Las monjitas vivían en una casa al lado del Hospital”, indicó Rey Sinning.

Por ello,  desde la época de la colonia el papel de la Iglesia es muy significativo, porque sus miembros cumplían a cabalidad   su razones de existir, entre los cuales se destacan  el ayudar al prójimo.

Hoy, también la Iglesia Católica ante la pandemia del Covid-19 le ha hecho frente a la situación, el Papa Francisco ha tomado la batuta, y no desaprovecha la oportunidad de decirle al mundo, sin distingo de credo religioso, no al miedo no a la angustia, hay que tener Fe en Dios.

También podría gustarte