Estados Unidos vivirá el peor momento de su historia

178

La cifra de muertes por coronavirus en Nueva York, el estado más afectado, alcanzó los 4.159, dijo el gobernador Andrew Cuomo.

Gobernadores de Estados Unidos pidieron a la Casa Blanca una estrategia nacional contra la propagación del coronavirus, mientras las muertes aumentan y las autoridades de salud advirtieron que la semana que viene podría parecerse a un momento como Pearl Harbor.

La cifra de muertos en Estados Unidos se acerca al sombrío hito de los 10.000, mientras el epicentro de la epidemia en el país, el estado de Nueva York, registra más de 4.000 fallecimientos y los hospitales se preparan para la llegada de nuevos pacientes infectados.

Anthony Fauci, el científico estadounidense que asesora al presidente Donald Trump sobre la pandemia, advirtió de una inminente “escalada”, al señalar que los estadounidenses deben prepararse para “una mala semana”.

“No diré que lo tenemos bajo control”, dijo Fauci el domingo a CBS. “Eso sería una declaración falsa”.

El administrador de la salud pública en Estados Unidos, Jerome Adams, hizo una advertencia aún más grave. “Esta va a ser la semana más dura y triste en la vida de la mayoría de los estadounidenses, sinceramente”, dijo a Fox News.

“Este va a ser nuestro momento de Pearl Harbor, nuestro momento del 11 de septiembre, sólo que no tendrá una localización”.

Adams dijo que los estadounidenses deberían seguir practicando el distanciamiento social y permanecer en casa al menos por 30 días.

La mayoría del país está bajo orden de confinamiento, pero nueve estados aún no han emitido esas normas, mientras el gobierno federal ha rechazado tomar una directiva a nivel nacional.

Adams suplicó a los dirigentes estatales que pidan a los residentes quedarse en casa al menos durante los próximos siete a 10 días. “Hay una luz al final del túnel si cada uno hace su parte”, dijo.

El pico en Nueva York podría alcanzarse la próxima semana, indicó, aunque advirtió que no está claro si tras el punto de inflexión habrá un descenso rápido de los contagios o la curva de infecciones será una meseta persistente.

“No lo sabremos hasta los próximos días, si sube o si baja”, dijo Cuomo. En su estado se han reportado 122.031 infectados confirmados, cerca de una décima de la población mundial.

Cuomo dijo que su objetivo es trasladar a los pacientes de los hospitales ya sobrecargados a otros con más capacidad y equipamiento.

“No puedo decir a un hospital, te enviaremos todos los suministros que necesites, todos los ventiladores que necesites. No los tenemos”, dijo al referirse al equipo para ayudar a salvar vidas con respiradores. “Vas a tener que cambiar y desplegarte en diferentes lugares”.

El gobernador dijo que la prueba rápida, que áun no está al alcance, es la clave para “regresar a la normalidad”, y volvió a pedir a otros estados y al gobierno federal que le presten material clave como los respiradores.

Cuomo prometió devolver el favor cuando el virus se propague a otro lugar – Nueva Jersey, Michigan y Luisiana están surgiendo como focos de contagio.

También podría gustarte