Gobierno británico desmiente que a primer ministro británico se le haya puesto respirador

355

Boris Johnson permanece hospitalizado tras continuar con síntomas de coronavirus.

Boris Johnson sigue hospitalizado tras mostrar síntomas persistentes de coronavirus y aunque sus colaboradores insisten en que tiene “buen ánimo” y continúa al mando, deja un vacío en el gobierno cuando la pandemia avanza rápidamente en el Reino Unido.

El líder conservador, de 55 años, anunció el 27 de marzo que había dado positivo al test de covid-19 y permanecería siete días en aislamiento en su apartamento de Downing Street, a cuya puerta se le dejaban comidas y papeles.

Continuó encabezando reuniones por videoconferencia y muchos achacaban el lunes a esta falta de reposo el hecho de que el viernes siguiera teniendo fiebre y el domingo su médico decidiera ingresarlo para someterlo a unas pruebas como “medida de precaución”.

“Pasó una noche tranquila en el hospital St Thomas de Londres y tiene buen ánimo”, dijo el lunes un portavoz de Downing Street.

“Permanece en el hospital bajo observación”, agregó, desmintiendo que se le hubiera puesto un respirador, pero no que se le esté administrando oxígeno.

Pese a todo, “continuará siendo informado de lo que pasa y estando al mando del gobierno”, insistió el ministro de Vivienda, Robert Jenrick, a la BBC.

Volver “lo antes posible”

Johnson es el más destacado líder político mundial en haber contraído el covid-19. En el Reino Unido, también se infectaron su ministro de Sanidad, Matt Hancock, y el heredero al trono, el príncipe Carlos de 71 años, pero ambos salieron del aislamiento tras haber superado la enfermedad.

Por su parte, “el primer ministro ha tenido síntomas persistentes desde hace diez días”, explicó Jenrick.

“Esperamos que como resultado de esos exámenes sea capaz de volver a Downing Street lo antes posible”, agregó.

Según el doctor Rupert Beale, del laboratorio de biología celular de infecciones en el instituto Francis Crick de Londres, en una situación como la de Johnson, los médicos deben en principio vigilar “las señales vitales importantes como la saturación de oxígeno”, realizar análisis de sangre para comprobar “la respuesta inmunitaria” y efectuar un electrocardiograma.

Fuente: AFP

También podría gustarte