En audio: drama de familia colombiana contagiada de COVID-19 en Ecuador, padre ya murió

Una barranquillera cuenta que su padre murió en sus brazos debido a que el oxígeno suministrado se acabó y no encontró más para reponerlo.

Ecuador sufre la peor crisis por ahora de Latinoamérica a causa de la pandemia, siendo Guayaquil la ciudad más afectada por el coronavirus con 2.524 personas contagiadas y 126 muertos.

Toda una familia colombiana radicada en Ecuador está sufriendo un verdadero drama debido a que todos están contagiados de coronavirus, y en Guayaquil los servicios médicos están colapsados.

En diálogo con La FM, Laura Scandón contó la tragedia que vive actualmente debido a que ella y cinco familiares más están contagiados de coronavirus y su padre lastimosamente murió este fin de semana en su casa sin poder recibir atención médica.

“Mi padre fue asintomático, solo presentó fiebre y rápidamente se complicó y en el momento que me quedé sin oxígeno para suministrarle mi papá falleció en mis brazos (…) lo tuvimos en mi casa 24 horas porque no hay ataúdes, supuestamente lo vamos a enterrar hoy”.

Padre de colombiana Laura Scandón murió por coronavirus tras acabarse el oxígeno.

En Guayaquil desde la Asociación de Cartoneros, donaron 1.000 féretros de cartón prensado para responder a la alta demanda porque además de la escasez, los pocos ataúdes que hay se hacen impagables, cobran hasta 1.800 dólares por uno.

“No hemos podido reponernos de la muerte de mi papá, y debemos continuar la lucha porque todos somos positivos para COVID-19”, indicó.

En su familia ella, su esposo, su hermano, su cuñado, su hermana y su mamá están infectados, mientras que su bebé de apenas dos meses está bajo el cuidado de una prima pues no tiene el virus.

A Laura ahora le preocupa el estado de salud de su hermana y su mamá debido a que exámenes médicos que se practicaron mostraron que ambas tienen sus pulmones comprometidos, y su padre fu asintomático pero cuando le dio fiebre su estado de salud se complicó rápidamente.

“Esto es una guerra contra el tiempo, no encuentro neumólogos que me las atienda y me den tratamiento específico. No se consigue nada de comida, les di crema de tomate con verdura pero en cualquier momento se me termina todo”, narró.

Afirmó que su hermana ha tenido serios episodios de diarrea mientras que su mamá ha tenido tos constante. “La tomografía dice que mis pulmones se ven limpios, pero los de mi hermana y mi mamá sí tienen algún compromiso, la sintomatología de mi hermana es de diarrea y de mi mamá es de tos. Estuvimos expuestas desde hace tres semanas que mi papá comenzó con este cuadro”.

Le preocupa que el toque de queda le permite movilizarse solamente hasta mediodía lo que limita el poder hacer recorridos largos para buscar medicamentos y comida, además de que sus ahorros se agotaron porque para tratar a su padre gastaron 5.000 dólares, que pudieron pagar con ayuda de personas que les colaboraron.

Contó que la situación es tan compleja que allí solo se pueden enterrar 50 muertos al día y las personas hacen filas de hasta tres días para poder enterrar a sus seres queridos.

La FM contactó al médico epidemiólogo Carlos Álvarez, quien la asesoró sobre cómo ayudar a su madre y hermana en este momento, además la Cancillería confirmó a La FM que se pondrá en contacto con la barranquillera para brindarle la ayuda respectiva.

Fuente: Sistema Integrado Digital

También podría gustarte