Nueva York llora a sus muertos

La covid-19 ha dejado ya 5.489 muertos en el estado de Nueva York, que registra la mitad de todos los fallecidos por el virus en Estados Unidos, informó Cuomo en conferencia de prensa. /AFP

El estado de Nueva York registró un récord de 731 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, aunque la cantidad de hospitalizaciones parece estar estabilizándose, anunció el martes el gobernador Andrew Cuomo.

La covid-19 ha dejado ya 5.489 muertos en el estado de Nueva York, que registra la mitad de todos los fallecidos por el virus en Estados Unidos, informó Cuomo en conferencia de prensa.

Tras dos días en que los números de muertes cayeron a 599 y 594, Nueva York tuvo el lunes su mayor número de fallecidos, 731, desde el récord anterior de 630 registrado el sábado.

Pero las hospitalizaciones han estado bajando en los últimos tres días debido a las fuertes medidas de confinamiento adoptadas por el estado con más de 139.000 enfermos de la covid-19, ofreciendo una luz de esperanza, aseguró Cuomo.

“Estamos proyectando que estamos llegando a una meseta en el número de hospitalizaciones”, dijo el gobernador. Las estimaciones muestran que la curva “está empezando a bajar”.

“Los ingresos diarios a cuidados intensivos están bajando, y eso es una buena noticia. La cantidad de intubaciones está bajando, y eso es una buena noticia”, añadió.

El gobernador, que el lunes extendió las medidas de distanciamiento social decretadas hace tres semanas hasta el 29 de abril, llamó a los residentes de Nueva York a no salir de sus hogares a menos que sea estrictamente necesario.

“Lo que hagamos afecta el número de casos, nuestra conducta afecta el número de casos”, recordó.

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, aseguró asimismo que la cantidad de respiradores requeridos por pacientes con coronavirus “ha mejorado en días recientes”.

“La buena noticia es que esto nos da más tiempo” para conseguir más respiradores, dijo el alcalde en una conferencia de prensa.

UNA CATEDRAL HOSPITAL

Los hospitales de Nueva York han duplicado su capacidad y están trabajando al máximo debido a la covid-19, y la ciudad ha instalado instalaciones médicas temporarias en Central Park y en el centro de convenciones Jacob Javits, con unas 2.500 camas.

También se prepara para abrir otra más en los próximos días en la gigante catedral San Juan el Divino en el noroeste de Manhattan, que podrá recibir a al menos 200 pacientes de la covid-19, así como en el estadio que acoge cada año el torneo US Open de tenis en Flushing Meadows, Queens.

“Tradicionalmente, en siglos anteriores, las catedrales siempre eran usadas de esta manera, por ejemplo durante la plaga. Así que esta no es una experiencia extraña para una catedral, es solo nuevo para nosotros”, dijo el obispo Clifton Daniel III, decano de San Juan el Divino, en la cuenta de Twitter del templo. /AFP

También podría gustarte