Fiestas religiosas confinadas e inéditas en todo el mundo

En numerosas diócesis alrededor del mundo, los oficios se celebrarán a puerta cerrada. Este será el caso en el Vaticano, donde el papa Francisco celebró la Misa de Ramos en la basílica de San Pedro, desierta.

Los cristianos del mundo entero se preparan para celebrar Pascua de manera inédita, al igual que los judíos Pessah, debido al confinamiento que les priva de iglesias, templos y sinagogas.

– Pessah -Para la Pascua judía, que comienza el miércoles por la noche (y termina el 16 de abril), se invita a las familias a reagruparse solamente en el hogar.

Es para “protegerse”, explica en Nueva York a la AFP Yigel Niasoff, que se quedará en su casa de Brooklyn con su esposa e hijos, pero sin su madre ni sus suegros.

“Pessah confinado, Pessah seguro”, afirma el gran rabino de Francia Haim Korsia.

Sin embargo, se plantea: “¿es posible pasar por alto la norma general durante las dos primeras comidas (días de fiesta idénticos a “Shabbat”) de no utilizar electricidad? ¿Puede utilizarse excepcionalmente una aplicación de videoconferencia, al menos durante la cena?”.

En Jerusalén, 14 rabinos han emitido un dictamen favorable, argumentando que se trata de estar en contacto con los “ancianos”.

Pero el gran rabino de Israel se opone. No se puede “profanar un día festivo”, afirma.

En Francia, donde vive la mayor comunidad judía de Europa, Haim Korsia coincide que “no se puede derogar la regla”.

También es muy especial la Semana Santa que acaba de comenzar y continúa con el “triduo pascual” (Jueves, Viernes y Domingo).

En numerosas diócesis alrededor del mundo, los oficios se celebrarán a puerta cerrada. Este será el caso en el Vaticano, donde el papa Francisco celebró la Misa de Ramos en la basílica de San Pedro, desierta.

Todas las celebraciones litúrgicas se celebrarán sin fieles, incluida la bendición Urbi y Orbi en la plaza de San Pedro, el domingo.

En Iztapalapa, al este de México, la procesión de la representación de la Pasión de Cristo, muy popular, se hará sin público.

Las cadenas de televisión e internet servirán de apoyo para seguir los oficios. La misa pronunciada por el arzobispo de Sevilla (sur de España) podría ser vista por 120.000 personas, según las autoridades religiosas.

El patriarcado latino de Jerusalén pidió a los creyentes que recen en casa, conectados a las redes.

También se observarán “Pascuas en la intimidad” en Marruecos, con misas en Facebook.

También podría gustarte