Más de siete de las ocho millones de víctimas en el país serán reparadas

Etilvia Mejía Rodríguez oriunda de Valledupar recuerda que hace unos años tuvo que salir del país hacía Venezuela, encontrando un rumbo que tuviera la paz que no halló en su tierra natal. La mujer aseguró que se fue a salvaguardar su vida y la de su familia.

“A veces uno vive en zonas donde se ve uno vulnerable porque no se entiende de guerras, ni de armas de nada”, aseguró desde su local de textiles ubicado en su amada Valledupar a donde regresó buscando progresar en su país.

Hoy, Etilvia tiene un almacén que con ayuda de la Unidad de Víctimas se consolidó aún más cuando le entregaron maquinas, sillas, maniquies, telas e insumos para avanzar.

“Arrancar” es la palabra que usa la mujer de un poco más de 40 años, cuando ve su negocio dando frutos. Si bien, Mejía hace parte de la cifra de los más de ocho millones de víctimas que fueron vulneradas por cuenta de la violencia en el país, también hace parte del grupo de las 997 mil personas reparadas.

“Hoy sentí todas las emociones. Si hay ayuda, hay que pedir y estar prestos a lo que nos ofrecen”, fue lo que señaló Mejía Rodríguez en el Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad de las Víctimas.

A la voz de aliento se sumó Edith Garnaus, habitante de Pueblo Bello, Antioquia, donde hace exactamente 30 años, se registró la desaparición de 43 campesinos que fueron sacados a la fuerza del pueblo, por paramilitares.

Paradójicamente, en el lugar donde fueron desaparecidos los campesinos yace un establecimiento llamado ‘Remanso de Paz’, y con el que los lugareños pretenden hacerle frente a la guerra y perdonar las barbaries cometidas contra sus hermanos.

Garnaus, por su parte, no sacó a colación la desaparición, por el contrario, demostró que ‘Remanso de Paz’ es una iniciativa para volver a vivir y a creer. “Estar acá es volver a creer y vivir. Luego de que entraron las entidades que nos ayudaron a crear una nueva mentalidad y nos ayudaron a resurgir, decidimos seguir hacia adelante”, señaló.

Hoy ‘Remanso de Paz’ es una comercializadora de plátano, cacao, sandia, coco y limón, que según Garnaus se formó luego de que la Unidad de Víctimas los reparara colectivamente con un tractor entre otros elementos que los lleva a ver esta iniciativa como un nuevo estilo de vida.

DESDE LO GUBERNAMENTAL

Así como Garnaus y Mejía, al menos 997 mil colombianos víctimas del conflicto armado, han sido reparadas una vez se creó la ley 1448 de 2011 con la que se busca se les de visibilidad y restablezca los derechos.

Ramón Rodríguez, director general de la Unidad para las Víctimas, por su parte, expresó que “este 9 de abril es importante dar ese reconocimiento al esfuerzo que hacen las víctimas y a su capacidad de resiliencia”. Resaltó que la Unidad está para acompañarlos.

Rodríguez hizo el balance sobre la labor de la entidad, recordó que se han invertido 6.7 billones de pesos, en indemnizaciones administrativas y judiciales. “Hemos apoyado 202 procesos de retornos y reubicaciones, para consolidar en el territorio a cada una víctimas”.

Referente a la prevención y atención de emergencias, agregó que “a través de la Subdirección de Gestión Social y Humanitaria de la entidad, estamos atendiendo todas estas emergencias que se vienen presentando en el territiorio nacional, somos el principal actor humanitario del país”.

Rodríguez resaltó que a febrero de este año, de acuerdo con el Registro Único de Víctimas, hay 8’970.712 víctimas, de las que 7.245.562 son sujetos de atención y reparación.

LA CIFRAS DE LA REPARACIÓN

De acuerdo con Rodríguez, en Colombia, el mayor hecho asociado a infracciones al derecho internacional humanitario es el desplazamiento forzado con 7.992.968 víctimas, le siguen el homicidio y la amenaza.

“Para atender a los hogares víctimas de desplazamiento, la Unidad ha invertido cerca de 5,3 billones de pesos desde el año 2012 hasta febrero de 2020, atendiendo en promedio al año, a 893.000 hogares”, reseñó.

También han sido respaldadas las entidades territoriales en entrega de atención humanitaria inmediata con una inversión de 86.498 millones de pesos, desde 2012.

Adicionalmente, Rodríguez señaló que se ha apoyado proyectos orientados al mejoramiento de la infraestructura humanitaria por un valor cerca de los 63.440 millones de pesos. “En apoyo a los proyectos agropecuarios, desde 2012, se han asistido aquellos orientados a contribuir a la disminución de la vulnerabilidad de la población, con una inversión de 8.487 millones de pesos”, dijo.

Además de esto, la Unidad no ha escatimado en recursos para reparar a las víctimas de forma individual y colectiva.

En razón a lo colectivo tienen reporte de 16 sujetos de reparación que cuentan con Plan Integral implementado, con una inversión de más de 9.000 millones de pesos.

En la reparación individual no solo se traduce en la entrega de la compensación económica para resarcir los daños, sino a que a su vez realizan acompañamiento en razón a talleres para la inversión de los recursos, orientados a educación, creación o fortalecimiento de empresas productivas, adquisición o mejoramiento de vivienda nueva o usada, y adquisición de vivienda rural.

A febrero de este año, la Unidad reportó más de un millón de personas que han recibido indemnizaciones administrativas y judiciales, por un valor que sobrepasa los 6,7 billones de pesos. Y en cuanto a las víctimas que viven en el exterior, que actualmente suman 25.492 personas distribuidas en 43 países del mundo, han recibido indemnizaciones a 1.749, por un mayor superior a los 14.000 millones de pesos.

LOS AVANCES EN RESTITUCIÓN DE TIERRAS

El reporte de la entidad señaló que la restitución de tierras ha llegado al 80% del territorio nacional con legalidad y emprendimiento a las zonas rurales.

Durante casi dos años, jueces y magistrados han emitido 1.220 sentencias de restitución para beneficiar a 21.923 personas y regresar 45.902 hectáreas a sus legítimos dueños.

“Con la inversión de más de $24.000 millones en tierras restituidas para implementar proyectos productivos, hoy quienes un día dejaron todo para salir huyendo, están reactivado la economía del campo y aportado al desarrollo económico de Colombia”, precisó el director de la Unidad.

BOGOTÁ (Colprensa).

También podría gustarte