Pruebas masivas de Covid-19 a internos de la cárcel samaria

1.013

La cárcel Rodrigo de Bastidas de Santa Marta la cual reporta el segundo mayor número de sobrepoblación, teniendo este centro capacidad para 312 reclusos.

Esta medida hace parte de los compromisos a los que se lograron entre las autoridades y los presos del centro para poder levantar la huelga de hambre que se había declarado desde el pasado martes.

Tras exponer las peticiones y denuncias acerca de la actual situación dentro de la cárcel Rodrigo de Bastidas, los reclusos del centro penitenciario en común acuerdo con funcionarios de la Alcaldía distrital, Gobernación del Magdalena, así como delgados de la Procuraduría, Defensoría y las directivas del penal, se anunció el levantamiento de la huelga de hambre que había iniciado por parte de los internos el pasado martes.

Según indicó el personero distrital, Edwar Orozco que como representante del Ministerio Público participó de este encuentro los reclusos manifestaron las varias preocupaciones y denuncias sobre la situación de hacinamiento, las precarias medidas de higiene, sumado al panorama actual que enfrenten sus familiares afuera los cuales no han sido beneficiados o atendidos a través de los diferentes programas de ayudas sociales anunciados tanto por el Gobierno Nacional como el Distrital.

 “Se desarrolló un encuentro entre las autoridades y dos reclusos por patio para lograr un dialogo que permitiera levantar la huelga de hambre como se consiguió, por supuesto el compromiso es cumplir lo que se pactó para evitar que se registre situación similar que ponga en riesgo la vida de los internos. Cada una de las entidades acató unos acuerdos que en la medida se irán solucionando”, señaló el representante del ministerio público.

Aunque los internos solicitaban la presencia de la alcaldesa Virna Johnson y del gobernador del Magdalena Carlos Caicedo para exponer la situación, estos enviaron como delegados a los secretarios de gobierno tanto distrital como departamental, Adolfo Bula y José Humberto Torres; la secretaria de Seguridad, Sandra Vallejos, así como el director de la alta Consejería para el Postconflicto del Distrito, Vilbrum Tovar, entre otros funcionarios y representantes de entidades como la Defensoría del Pueblo, Ministerio del Interior.

 “Por parte de la Procuraduría se hará revisión de los casos de internos con vencimiento de términos y penas cumplidas, para que así se evidencie si pueden ser acogidos dentro de la medida de excarcelación que se tomaría por parte del Gobierno Nacional. Además, el traslado de presos a otras ciudades para procedimientos médicos, y que estos debido a la situación se pueden atender en la ciudad.

 De igual forma se hará entrega de mercados solidarios a las familias de los reclusos cuya situación sea vulnerable y pertenezcan a los estratos 1 y 2, teniendo en cuenta la preocupación manifestada por estos acerca de la no posibilidad de ingresos durante la actual cuarentena y que supone un riesgo para su núcleo familiar.

Si bien hasta el momento según ha indicado el Inpec no se ha registrado caso confirmado de recluso contagiado con el virus, varios de los internos en el caso de la Cárcel Rodrigo de Bastidas señalan que las precarias medidas de higiene y espacio tal como se recomienda, sencillamente no se cumple en el penal aumenta el riesgo no solo de contagio del Covid-19 sino también de otras enfermedades.

 Teniendo en cuenta la denuncia que hacían varios de los reclusos sobre el estado de salud de varios internos del penal que presentan presuntamente síntomas relacionados con enfermedades respiratorias, de parte de la Secretaría de Salud del Distrito se hará un tamizaje y prueba de covid-19 a uno de los reclusos, esto como parte de los requisitos urgentes señalados por los internos.

En lo que respecta a las medidas de prevención e higiene que han señalado los presos de ser precarias, según la Personería distrital en ese apartado el Distrito indicó que, debido a la escasez de elementos de bioseguridad como tapabocas y guantes, se ha imposibilitado poder hacer entrega de estos a los reclusos del penal.

 “Los internos manifestaron que uno de sus compañeros presentaba síntomas gripales y que en aras de descartar toda duda relacionada se hará por parte de la Secretaría de Salud la toma de una prueba de coronavirus al mencionado”, indicó el Personero Distrital.

SE IBAN A COSER LA BOCA

Cabe indicar que la huelga de hambre que había sido anunciada como indefinida por los reclusos pretendía incluso ante la posibilidad que esta nueva huelga de hambre y solicitud de mejoras de las condiciones en las que se encuentran no sea atendida por las autoridades, los reclusos señalan medidas extremas para que no ocurra como en otras ocasiones que no son escuchados.

 “La verdad es que muchos de nuestros compañeros están tan decepcionados que han pensado en que si no nos escuchan y no nos atienden entraremos a incluso cosernos las bocas porque ese necesario que se mejoren las condiciones en las que nos encontramos”, dijo el pasado miércoles Jimmy Zapata.

Precisamente sobre el actual borrador del Gobierno Nacional sobre la excarcelación de varios presos para disminuir los índices de hacinamiento y evitar un emergencia sanitaria por el covid-19 y que se sume a la emergencia carcelaria que ya se vive en los centros de reclusión del país, los internos de la Rodrigo de Bastidas indican que, ”lo vemos con buenos ojos, porque es una alternativa, pero hay que ir a medidas más profundas, porque solo atiende a un pequeño grupo, se deben buscar las medidas para que paulatinamente las personas vayan regresando a casa, aquí hay gente que ya no debe estar, porque ya el proceso de resocialización ya se cumplió, la sociedad tiene que dejar el miedo a que nosotros. Esto no es impunidad”, dijo Jimmy Zapata.

Cabe indicar que recientemente a través de un informe de la Contraloría General de la República quedó nuevamente evidenciado el alto hacinamiento que hay en las cárceles de país, entre esas la Rodrigo de Bastidas de Santa Marta la cual reporta el segundo mayor número de sobrepoblación, teniendo este centro capacidad para 312 reclusos, y en la actualidad cuenta con 1.332, de los cuales solo el 32% ya se encuentra condenado, y el restante a espera de concluir sus procesos.

También podría gustarte