Tratamiento del cáncer de esófago en adultos

El cáncer de esófago es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos del esófago. El consumo de tabaco, el consumo alto de bebidas alcohólicas y el esófago de Barrett pueden aumentar el riesgo de cáncer de esófago.

Los signos y síntomas del cáncer de esófago son la pérdida de peso y el dolor o la dificultad al tragar. Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de esófago, se utilizan pruebas que examinan el esófago.

El cáncer de esófago es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos del esófago.

El esófago es el tubo hueco y muscular por el que pasan los alimentos y los líquidos desde la garganta hasta el estómago. La pared del esófago se compone de varias capas de tejido, que incluyen la membrana mucosa, el músculo y el tejido conjuntivo. El cáncer de esófago comienza en el revestimiento interno del esófago y se disemina hacia afuera a través de las otras capas a medida que crece.

El estómago y el esófago son partes del aparato gastrointestinal superior (digestivo).

Las dos formas más comunes de cáncer de esófago se nombran según el tipo de células que se vuelven malignas (cancerosas):

Carcinoma de células escamosas: cáncer que se forma en las células delgadas y planas que revisten el interior del esófago. Este tipo de cáncer se encuentra con más frecuencia en la parte superior y media del esófago, pero se presenta en cualquier lugar del esófago. También se llama carcinoma epidermoide.

Adenocarcinoma: cáncer que comienza en las células glandulares. Las células glandulares en el revestimiento del esófago producen y liberan líquidos como el moco. Los adenocarcinomas se suelen formar en la parte inferior del esófago, cerca del estómago.

El consumo de tabaco, el consumo alto de bebidas alcohólicas y el esófago de Barrett pueden aumentar el riesgo de cáncer de esófago.

Cualquier cosa que aumenta la probabilidad de tener una enfermedad se llama factor de riesgo. La presencia de un factor de riesgo no significa que enfermará de cáncer; pero la ausencia de factores de riesgo tampoco significa que no enfermará de cáncer. Consulte con su médico si piensa que está en riesgo. Otros factores de riesgo son los siguientes:

CONSUMO DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS EN EXCESO

Los signos y síntomas del cáncer de esófago son la pérdida de peso y el dolor o la dificultad al tragar.

Estos signos y síntomas tal vez se deban a un cáncer de esófago u otras afecciones. Consulte con su médico si tiene alguno de los siguientes signos o síntomas:

Dolor o dificultad al tragar.

Pérdida de peso.

Dolor detrás del esternón.

Ronquera y tos.

Indigestión y acidez.

Una masa debajo de la piel.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de esófago, se utilizan pruebas que examinan el esófago.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

El estadio del cáncer (si afecta una parte del esófago o todo el esófago, o se diseminó a otras partes del cuerpo).

Cuando el cáncer de esófago se encuentra muy temprano, la posibilidad de recuperación es más alta. El cáncer de esófago se suele encontrar en estado avanzado en el momento del diagnóstico. En los estadios avanzados, el cáncer de esófago se puede tratar pero casi nunca es curable. Se debe considerar la participación en uno de los ensayos clínicos que se hacen para mejorar el tratamiento.

PUNTOS IMPORTANTES

Después de diagnosticar el cáncer de esófago, se hacen pruebas para saber si las células cancerosas se diseminaron dentro del esófago o a otras partes del cuerpo.

El cáncer se disemina en el cuerpo de tres maneras.

Es posible que el cáncer se disemine desde donde comenzó hasta otras partes del cuerpo.

También se usa el grado del tumor para describir el cáncer y el plan de tratamiento.

El cáncer se puede diseminar a través del tejido, el sistema linfático y la sangre:

Tejido. El cáncer se disemina desde donde comenzó y se extiende hacia las áreas cercanas.

Sistema linfático. El cáncer se disemina desde donde comenzó y entra en el sistema linfático. El cáncer se desplaza a través de los vasos linfáticos a otras partes del cuerpo.

Sangre. El cáncer se disemina desde donde comenzó y entra en la sangre. El cáncer se desplaza a través de los vasos sanguíneos a otras partes del cuerpo.

Es posible que el cáncer se disemine desde donde comenzó hasta otras partes del cuerpo.

Cuando el cáncer se disemina a otra parte del cuerpo, se llama metástasis. Las células cancerosas se desprenden de donde se originaron (el tumor primario) y se desplazan a través del sistema linfático o la sangre.

El tumor metastásico es el mismo tipo de cáncer que el tumor primario. Por ejemplo, si el cáncer de esófago se disemina al pulmón, las células cancerosas del pulmón son, en realidad, células de cáncer de esófago. La enfermedad es cáncer de esófago metastásico, no cáncer de pulmón.

Muchas muertes por cáncer se producen cuando el cáncer viaja desde el tumor original y se disemina a otros tejidos y órganos. Esto se llama cáncer metastásico. En este video se muestra cómo las células cancerosas viajan desde el lugar en el cuerpo donde se formaron hasta otras partes del cuerpo.

El grado de un tumor es una descripción de cuán anormales se ven las células cancerosas al microscopio y cuán rápido se podrían multiplicar y diseminar. Para el cáncer de esófago, se usan los grados 1, 2 y 3:

En el grado 1, las células cancerosas se ven más como las células normales al microscopio, y se multiplican y diseminan más despacio que las células cancerosas de grados 2 y 3.

En el grado 2, las células cancerosas se ven más anormales al microscopio, y se multiplican y diseminan más rápido que las células cancerosas de grado 1.

En el grado 3, las células cancerosas se ven más anormales al microscopio, y se multiplican y diseminan más rápido que las células cancerosas de grados 1 y 2.

También podría gustarte