Afectados 35 mil empleos del sector gastronómico

382

La crisis que enfrenta el mundo, Colombia y por supuesto Santa Marta por el creciente incremento en el registro de contagio por coronavirus, tiene un impacto directo en la economía de diversos sectores de la ciudad, entre ellos el gastronómico.

En Santa Marta de acuerdo con la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica, Acodres Magdalena, son más de 35 mil empleos directos e indirectos lo que se encuentran afectados por dicha pandemia. Del mismo modo, lo están más de mil 200 restaurantes y establecimientos gastronómicos.

Así lo dio a conocer Paola Narváez, directora ejecutiva de Acodres Magdalena, quien aseguró que aunque los trabajadores y empresario del sector gastronómico están prestos a acatar las medidas preventivas emitidas tanto por el Gobierno Nacional, como por el local y departamental, estas mismas están siendo un duro golpe para el sector.

“La gastronomía es un sector muy frágil, porque precisamente, cualquier establecimiento comercial, tiendas, bares, restaurantes u hoteles viven del día a día, sus costos y gastos son solventados con los ingresos que generan diariamente y al no recibirlos es imposible garantizar un sostenimiento, por ejemplo, cómo se pagan estás nóminas de tantos empleados que han sido contratados, proveedores que están en espera y tiene obligaciones como arriendo, servicios públicos y las financieras que ya se habían adquirido con anterioridad”, manifestó Narváez.

SECTOR EN QUIEBRA

Asimismo, la líder gremial señaló que esta situación actualmente tiene al sector con una disminución del 95% de sus ventas, lo que pone en riesgo la estabilidad de más de 1.200 restaurantes y establecimientos gastronómicos que actualmente tiene la ciudad.

“Esto nos ponen un panorama muy triste y lamentable, ya no es extraño escuchar de nuestros afiliados declaraciones de quiebra total de los establecimientos, de liquidaciones de nuestros establecimientos y esto será una gran problemática, porque es el sustento de miles de trabajadores que dependen de nuestra industria, por eso hacemos un llamado nuevamente al gobierno, que no nos llena de buenas intenciones, sino de hechos reales de alivio reales y esperamos solidaridad del gobierno para este sector”, precisó la directora ejecutiva de Acodres Magdalena.

Frente a lo anterior, la directora del gremio Paola Narváez señaló que las alarmas en el gremio se encuentran encendidas luego de más de 15 días sin poder operar a causa de la cuarentena.

“Se prenden todas las alarmas de quiebra para estos establecimientos, porque es que nosotros tenemos una utilidad muy baja, incluso cuando estamos al 100% solo es de 12.5 por ciento, ahora nosotros no estamos funcionando ni al tres o cinco por ciento, esto quiere decir que ya las alarmas de nuestra Industria están prendidas”, señaló la dirigente gremial.

Igualmente Narváez precisó que aunque no es posible calcular actualmente las pérdidas monetarias, estas alcanzan cifras exorbitantes, pues las empresas gastronomías actualmente están facturando a 0%.

“Solamente el 5% le apostaron a los domicilios, pero ellos lo hicieron únicamente para poder responder a la nómina y a las prestaciones sociales de estos empleados, no son suficientes las ventas de los domicilios, el panorama es bien complicado, bien difícil, por lo que estamos muy angustiados con este tema”, aseguró la representante de Acodres Magdalena.

ALIVIOS Y PROPUESTAS

Por su parte, Acodres Magdalena y Acodres Nacional le hacen un llamado al Gobierno Nacional en cabeza del Presidente de la República Iván Duque y a la Alcaldesa de Santa Marta, Virna Johnson a que adopten medidas requeridas para que los negocios gastronómicos puedan liberar caja y sostener empleos durante el periodo de emergencias a afrontar.

Entre las propuestas por parte del gremio se encuentra prohibir todos los despidos sin justa causa en el sector público y privado por 60 días renovables y limitar los despidos con justa causa al 1 por ciento de la nómica durante el mismo periodo de tiempo, asimismo, solicitan autorizar vacaciones individuales y colectivas hasta por dos periodos aún no causado, descontables de prestaciones a cargo de la empresa y/o cesantías depositadas en los fondos, en caso de una futura terminación del contrato de trabajo por cualquier causa con posterioridad al periodo de excepción.

Igualmente piden suspender aportes parafiscales y pensión durante el tiempo que dure la cesación o disminución de la actividad de la empresa y por el doble del tiempo de la suspensión de la actividad. Los aportes que se causen los asumirá el Estado.

También proponen suspender el subsidio de transporte para las personas que no laboren por cuarentena o cese de operaciones; permitir el reconocimiento por parte de las EPS de las incapacidades expedidas por personal de salud particular o entidades diferentes, con trámite en línea; permitir el retiro de cesantías de los trabajadores por periodos proporcionales a la duración de la suspensión de operaciones.

Autorizar la suspensión de contractos de arriendo por el periodo que dure el cese de actividades por medidas de contención del Gobierno; suspender la amortización de capital de créditos y leasing por 120 días renovables, con aumento de plazo de amortización de crédito en un periodo igual al de la crisis, tanto para personas naturales como jurídicas y definir el pago de intereses para personas jurídicas a los seis meses posteriores al final de la amortización de capital, según contrato.

Acodres pide suspende los impuesto directos por el periodo del cese de actividades y por el doble del periodo de la suspensión. En el caso del impuesto al consumo, debe bajar del 8 al 5 por ciento por término de 30 meses para aliviar perdidas.

Y finalmente propone abrir líneas de crédito en los bancos con interés cero o máximo la mitad de la DTF a un plazo de 36 meses, respaldas por el Banco de la República por valor equivalente al último pago de cesantías y para todas las empresas para brindarles liquidez.

“Estas medidas dotarían a la industria con la caja suficiente para resistir la suspensión temporal sin tocar empleos, distribuyendo los costos de la crisis entre la mayor cantidad de actores, ratificamos el respaldo de nuestra industria a su gestión y seguimos disponibles a los requerimientos de su Despacho a favor del bienestar social y económico de las familias”, indicó la representante de Acodres.

También podría gustarte