Hospital de campaña en Pascua

El señor obispo de la Diócesis de Santa Marta presidió ayer la Misa de Resurrección, dando así inicio al período de Pascua.

“Gracias, mil gracias por los alimentos que me dieron. Gracias porque esa tarde que llegó el padre Harold al barrio y pasó por mi cuadra, no habíamos comido. Nos dieron arroz, lentejas, pastas y aceite, sentí que me vino el alma al cuerpo”, expresó una señora conmovida por el apoyo de la Iglesia en estos días de calamidad. 

El trabajo ha sido fuerte, y por ello monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval, sus sacerdotes y laicos han servido a los fieles de Santa Marta y de las parroquias de varios municipios sin descuidar los protocolos sanitarios implementados por las autoridades competentes. 

Los sacerdotes tomando como ejemplo a Cristo han acatado la petición del Papa Francisco en tiempos del covid- 19: “El Señor nos interpela y, en medio de nuestra tormenta, nos invita a despertar y a activar esa solidaridad y esperanza capaz de dar solidez, contención y sentido a estas horas donde todo parece naufragar”.

Monseñor Luis Adriano tiene claro que, cada rincón de la Diócesis, tiene que ser en este tiempo de Pascua que ahora empieza, un ‘Hospital de campaña’ para actuar con caridad pastoral, eso significa ser conscientes de la necesidad de los semejantes. 

Por ello esta Pascua 2020 es una oportunidad para vivir la alegría de la Resurrección mitigando el hambre de los hermanos, llevando esperanza y tranquilidad a los demás. 

Afortunadamente el Bancos de Alimentos de la Diócesis de Santa Marta ha sido un apoyo para beneficiar a más personas, y se ha notado el dinamismo de los Equipos Parroquiales de Pastoral Social (Eppas). Significa que los sacerdotes no han estado solos en la tarea de acompañar a los necesitados.

En este sentido, tanto monseñor Piedrahita como los sacerdotes y líderes laicales que comparten la vida del pueblo, sufren con ellos, consuelan y lanzan apoyos provenientes del Plan Diocesano de Pastoral para sostener la fe de quienes están comprometidos con el Evangelio en el contexto de las pequeñas comunidades para llegar a los alejados, o sea a aquellos que nunca, o pocas veces han escuchado hablar del amor de Dios. 

De esta forma, la labor de la Diócesis de Santa Marta durante la pandemia no apunta solo a lo material, o sea brindar ayudas a través de mercados, medicinas, ropa y otros subsidios que van por ese estilo, sino que se ha establecido un plan de acción integral que abarca también la parte espiritual. 

Es innegable la organización y articulación que ha hecho el Secretariado Diocesano de Comunicaciones a través de las plataformas virtuales para transmitir las celebraciones presididas por monseñor Luis Adriano Piedrahita desde la casa episcopal. 

Es innegable que en estos días monseñor Luis Adriano y sus sacerdotes han permanecido de rodillas ante Jesús Sacramentado, rezando el Santo Rosario y celebrando la Eucaristía, sin fieles, pero con la certeza de que a través del Facebook Live de la Emisora Voces 89.4 F.M., muchas personas han vivido el Misterio Pascual de nuestro Señor Jesucristo.

Y siguen llegando mensajes y más mensajes de las personas que se mantuvieron firmes en las transmisiones de las celebraciones presididas por el señor Obispo, por ejemplo: “Gracias por las celebraciones, Monseñor; Dios les pague por esta transmisión; no dejen de orar por mí y por mi familia; pido sanidad para todos los infectados por el covid- 19; gracias, mil gracias por sus homilías monseñor Luis Adriano Piedrahita; Dios bendiga a todos los sacerdotes; Bendice Señor a Voces 89.4 F.M.”. 

También podría gustarte