Agente y auxiliar de tránsito borrachos por poco manta a joven abogado

Jeiser Blanco Silva resultó con una herida en su cabeza y golpes en diferentes partes de su cuerpo al ser atacado con objetos contundentes.

Según lo manifestado por la víctima, en la bruta que recibió además participó un familiar de uno de los agresores es patrullero de la Policía Nacional y labora en el departamento de Caquetá.

Con la cabeza fracturada, golpes en diferentes partes del cuerpo y su casa parcialmente destruida; terminó el abogado Jeiser Blanco Silva, de 25 años, luego que fuera agredido por un agente de tránsito, un auxiliar de tránsito, un policía y otros familiares, después que estos llegaran a su vivienda ubicada en el barrio Santa Ana a realizarle unos reclamos.

 “El señor Fredy Medina, quien se desempeña como Agente de Tránsito Adscrito al D.T.C.H de Santa Marta, junto con su auxiliar llegan uniformados en su vehículo asignado de dotación ( tipo motocicleta) y se dirige hasta la vivienda de mis padres y me realiza una serie de reclamaciones las cuales yo no entendía, él procede a agredirme propinándome una cachetada, posteriormente causándome una lesión abierta en la parte superior de la cabeza, por lo que me vi a responder la agresión. Su auxiliar, el señor Francisco Cobos, me agrede con un arma contundente que ellos tiene como dotación, una especie de bolillo; me propina varios golpes y me lesiona la espalda en el lado del homo plato”, explica la víctima.

En medio del os golpes y la fuete gresca, llegó según el abogado “el señor patrullero Edwin Benjamín con todo su núcleo familiar para también agredirnos, causándonos múltiples lesiones. Es de resaltar que todas estas personas además de lesionarnos, también procedieron a penetrar nuestra vivienda y rompieron todos vidrios con piedras. Afortunadamente no pasó a una tragedia porque una de las ventanas que destruyeron hacia parte de la habitación donde se encontraba durmiendo mi hijo de un año”.

De acuerdo a lo denunciado por el abogado Blanco Silva a este medio, los agresores desde hace un tiempo atrás vienen teniendo discusiones con su familia, pero estas no habían pasado a las vías de hecho. “Todo esto se ha presentado porque la suegra de él tenía un estadero que cuando se llenaba, los borrachos cogían la casa de nosotros de orinal; les llamamos la atención en su momento, a ellos nos les gustó y eso hizo que se perdiera la amistad”, explicó.

El caso fue denunciado ante la Fiscalía General de la Nación, y se espera que en las próximas horas se llevado sea puesto en conocimiento de la Policía Nacional y la Secretaria de Tránsito del Distrito de Santa Marta para que tomen las medidas pertinentes ante la actitud ‘vandálica’ de sus funcionarios.

La fuerte gresca quedó registrada en videos de cámaras de seguridad que hoy sirven como evidencia ante las autoridades competentes.

También podría gustarte