Civismo, sentido de pertenencia y más

366

Entendemos por civismo el comportamiento de la persona que cumple con sus deberes de ciudadano, respeta las leyes y contribuye al funcionamiento correcto de la sociedad y al bienestar de los demás miembros de la comunidad; lo mismo que preocupación y cuidado por las instituciones e intereses de un territorio. Sentido de pertenencia es en tanto, el agrado que tiene una persona de sentirse integrante de un grupo, inicia en la familia y representa el primer grupo al cual la persona pertenece. Un individuo al serle fiel a un grupo y cumplir cabalmente con sus normas, termina por adoptar una identidad y una seguridad, que con el tiempo se fortalecerá, haciendo sentir a la persona más segura, elevando de esta manera sus sentimientos sociales que lo hacen estar más dispuesto a continuar con las normas de convivencia.

Actuar cívicamente y con sentido de pertenencia deben ser líneas de comportamiento para hacer frente a los enormes desafíos que tenemos con nosotros mismos, la ciudadanía y el territorio en que vivimos, lo que necesita de un proyecto, de una voluntad y de la capacidad de desarrollarlo conjuntamente, interesando sumar a lo cual ética, valores, responsabilidad, cultura de paz y de legalidad, en lo que importante es la recuperación del estudio sistemático de la historia, la geografía y la educación cívica como compendios específicos, a fin de no olvidar el ayer, saber de dónde venimos, quienes somos, donde estamos, estar a tono con el hoy y hacerle frente a las nuevas realidades.

El civismo, se reafirma, es una conducta muchas veces observada, aunque muy pocas veces identificada y valorada. Es ese conjunto de valores que tiene una persona y que hace que esta cuide de un espacio que no es solamente suyo y lo hace no por beneficio propio sino porque sabe que es lo correcto y lo ve como un favor hacia su territorio en cuanto al cuidado, belleza y progreso de este. Es compromiso y amor por el terruño y la cultura de cuidado por parte de la ciudadanía, camino a crear apropiación y sentido de pertenencia en la ruta de la cohesión social, que es como sostienen los europeos, la capacidad de una sociedad para asegurar el bienestar de sus miembros, minimizar las disparidades y evitar la polarización. Es claro que una sociedad cohesionada es una comunidad de apoyo mutuo compuesta por individuos libres que persiguen objetivos comunes por medios democráticos.

Nos lleva lo dicho ir tras la aprobación de un pacto integral que facilite transferencias de los activos a los pasivos, de los que más a los que menos tienen, con fundamento en el reconocimiento del Estado de bienestar como un referente socialmente valorado. Es reivindicar la igualdad de derechos, la protección social y las urgencias propias de un desarrollo incluyente.

Es articular la inclusión social con el sentido de pertenencia y de los actores; lo cual alude a lo grupal e individual en la dinámica del progreso, del bienestar y la participación en los asuntos públicos; acceso a niveles de bienestar propios de un orden justo, el compromiso con la democracia, el Estado de derecho, la protección y el respeto efectivos de todos desde la democracia y el Estado en contexto de sentido de pertenencia que debemos construir, recrear, ver cómo afecta diferenciadamente a múltiples actores y sectores sociales y de qué manera impacta en los referentes de pertenencia los renovados ritmos de modernización y globalización que imperan. [email protected] *Jurista

También podría gustarte