Incertidumbre en Venezuela por contagio de coronavirus

Oposición al gobierno de Maduro denuncia que el avance de la enfermedad es superior a las cifras oficiales

El gobierno de Venezuela, presidido por Nicolás Maduro, ha hecho alarde de una supuesta baja de contagios y de tener máquinas de pruebas para regalar a toda Latinoamérica.

Sin embargo, la oposición, liderada por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, ha denunciado que las cifras del régimen son muy bajas y no se ajustan a la realidad.

De hecho, la última cifra reporta que de 1.800.000 infectados a nivel mundial, Venezuela solo tiene 175 confirmados, se han recuperado 93 y solo han muerto 9. Las cifras de Venezuela únicamente son comparables con Guatemala y Martinica, que tienen mucha menos población.

Guaidó, en entrevista con El Diario de Venezuela, expresó que “nosotros lo que hemos visto es que los servicios están colapsados. Podemos decir con precisión que están ocultando cifras, que no tienen la capacidad para atender la emergencia, por eso reciben casi con desesperación la ayuda de China o de Estados Unidos, que son quienes están donando. ¿En qué proporción estamos viviendo la expansión del virus?, no la podemos saber, pero con certeza digo que debemos respetar la cuarentena y el distanciamiento social, en la medida de lo posible, entendiendo la situación de quienes viven del día a día y eso se debe solucionar también”.

Según dijo, “la dictadura miente descaradamente solo con los casos originarios. Un taxista murió recientemente. Sus hijos reportaron el caso desde el 29 de febrero. Sin embargo, solo el 13 de marzo reconocieron el primer caso en Venezuela, por lo que no tenemos esa certeza”.

Así mismo, Guaidó sostuvo que “no podemos dar cifras, porque no hay precisión. La última cifra es aproximadamente del 20 de marzo de 2020, pero se hablaba de 198 a 200 casos. Hoy, la cuarentena ha sido casi imposible en algunos sectores populares. Las colas para la gasolina, casos que no se ajustan a lo que debe ser. No se puede en la actual situación guardar el distanciamiento social, lo que complejiza la situación. Y aquí, hemos advertido que puede haber una catástrofe humanitaria por la emergencia preexistente y la necesidad urgente de recibir insumos. Además, hacemos un llamado para que se hagan las pruebas que son necesarias para generar el aislamiento y poder contener el virus, lo que no se hace con persecución ni con armas, ni con amenazas, sino con las medidas correctas”.

DEJEN DE MENTIR

A su turno, el diputado venezolano José Manuel Olivares, de Primero Justicia, indicó que “aquí estamos hablando de la vida de los venezolanos. Es hora que dejen de mentir. Nicolás Maduro afirma que solo hay cinco casos en el estado de Nueva Esparta. Eso es una mentira. Hay más de 20 casos entre sospechosos, pruebas rápidas y pruebas de laboratorio en la Isla Margarita. Además, desde el punto de vista epidemiológico se ha dado la primera transmisión nosocomial, es decir que se dio dentro del hospital al personal médico que allí trabajaba”.

Según explicó, “una margariteña tuvo una semana en especialización y es positiva para el virus. Eso hizo que contagiara al equipo de salud. En este momento hay en confinamiento dos enfermeras, una ginecóloga, un médico pediatra y la paciente que se encuentra entubada con soporte ventilatorio junto a dos familiares de ella. Además de lo grave de esta información, es que cometieron el error de hacerle solo prueba al equipo médico de la mañana y deben hacerla a todo el personal tanto al de la noche como al personal de limpieza, a todas las personas que tuvieron contacto con esta persona en el Hospital Luis Ortega en la Isla Margarita”.

El diputado Olivares indicó que, “para recibir la prueba en el interior del país deben esperar una semana, en la ciudad de Caracas tres días. El presidente Maduro anunció que regalaba máquinas tipo PCR a otros países para buscarles camorra a los vecinos, en vez de dedicarse a que esta máquina esté a disposición en el interior del país para que las pruebas se puedan hacer de forma rápida. Lo que sucedió en Nueva Esparta es parte de la ausencia de material de protección y es parte de lo que puede pasar en Venezuela si no se toman las medidas a tiempo, se actúa correctamente y se manejan con responsabilidad y transparencia los recursos para enfrentar esta pandemia”.

PANDEMIA

El comisionado de Guaidó para la Organización de las Naciones Unidas, el diputado Miguel Pizarro, también de Primero Justicia, aseguró que “el régimen miente siempre. Hablan de que somos uno de los países más preparados ante el Covid-19. ¿Preparados sin agua, sin luz, sin insumos en los hospitales? Quienes dicen que estamos ‘preparados’ son los mismos que durante años han negado la realidad que viven los venezolanos”.

El exgobernador Henrique Capriles expuso ayer cómo “sectores del oeste de Caracas como Catia, Altos de Lídice, 23 de Enero, están sin electricidad desde anoche. La crisis eléctrica, escasez de gasolina, comida y medicinas, sigue haciéndoles la vida más complicada a los venezolanos en medio de la pandemia. ¿Cómo hacen los venezolanos de nuestras zonas populares para sobrevivir un mes más esta cuarentena si llevan días sin agua, gas, luz, gasolina, sin poder adquisitivo ni para comer? Mientras el régimen intenta tapar esta realidad, detrás de la pandemia, nuestro pueblo sufre”.

Desde la Asamblea Nacional de Venezuela se ha alertado sobre la situación de hacinamiento y “la falta de protocolos en materia de salud que existen en los centros de reclusión venezolanos, en los cuales no se toman siquiera las medidas sanitarias mínimas para prevenir el Covid-19”.

 

 

También podría gustarte