En audio: concejales me insultaron y eso me ‘voló la piedra’: alcalde de Cartagena

470

Sobre el bochornoso episodio, el mandatario William Dau Chamat aseguró en La FM que los concejales lo provocaron.

En insultos y grosería terminó la sesión del cierre del cabildo en Cartagena, donde el alcalde Willaim Dau Chamat se salió de casillas y tildó de “maric* e hij*put*” a los concejales que también le respondieron y lo trataron de “huev*n”.

En diálogo con La FM, el mandatario de los cartageneros admitió que se le “vuela la piedra demasiado fácil” y que su reacción se dio cuando le apagaron el micrófono y no le permitieron defenderse ante los señalamientos.

“Me tildan de inepto y a mis funcionarios los tratan de manera irrespetuosa, no nos dejan trabajar, mi equipo pasa la mitad de su tiempo respondiendo preguntas banales del Concejo, ayer me estaban insultando, me estaban dando rejo, ellos me provocaron, me apagaron el micrófono y eso me voló la piedra”, aseguró.

“Ellos me dijeron huev*n primero (…) Me dieron rejo, me trataron de criminal, de delincuente, dicen mentiras para sembrar dudas, me quitaron el sonido y eso es una falta de respeto”, agregó.

Reconoció que no debió usar palabras soeces y que por eso le pidió disculpas al pueblo cartagenero, sin embargo dijo que los concejales conocen su personalidad y por eso lo provocaron.

“Los cité a sesiones extras y solo se pueden tratar temas sobre los que fueron convocados y lo que hicieron fue tirarme rayo, les decían brutos a mis funcionarios, los interrumpen, no los dejan hablar, les apagan los micrófonos, eso es arbitrario”, manifestó el alcalde.

Dau Chamat afirmó que esta es una pelea con el Concejo que va a durar los cuatro años de su gobierno, porque lo quieren fuera del poder. “Como saben que me indigno fácilmente, siempre están buscando sacarme la piedra. Después de haberles cantado la tabla ayer, tengo que cuidarme en no decir palabras soeces porque es lo que quieren, sacarme del poder como sea”.

Atribuyó el malestar de algunos concejales en que al llegar al poder no renovó varios contratos por prestación de servicios “y deben estar ardidos, más o menos recorté una tercera parte de empleados de los que heredamos en diciembre”.

“No había nadie con los cojones suficientes para defender al ciudadano de a pie”, puntualizó, al destacar que después del bochornoso episodio, la mayoría de cartageneros hizo un cacerolazo el lunes a las 8:00 pm expresándole su apoyo.

Finalmente acusó a los concejales como corresponsables de lo que ha sucedido en Cartagena y de la crisis que afronta desde hace tiempo la ciudad por la corrupción que no ha permitido que salga adelante.

“Los concejales son los que han aprobado todo, ellos son los responsables que en Cartagena no exista una red hospitalaria para enfrentar el coronavirus, ellos son los que dejaron que se robaran la plata de hospitales para que ahora vengan a tirárselas de santurrones (…) La gente sabe quiénes son los malos”.

Fuente: Sistema Integrado Digital

También podría gustarte