Médicos sin garantías laborales, ni bioseguridad, llamados a afrontar pandemia

Diferentes agremiaciones médicas del país emitieron su voz de rechazo en contra del decreto 538 de 2020 mediante el cual el Gobierno nacional dictó varias disposiciones, entre ellas la de hacer un llamado a “todo el talento humano en salud en ejercicio o formación”, a estar preparado y disponible a prestar sus servicios “para reforzar y apoyar a los prestadores de servicios de salud del país. El acatamiento a este llamado será obligatorio”.

La protesta del sector médico se hace teniendo en cuenta que la realidad en materia de protección, contratación de personal y hasta las finanzas de las clínicas y hospitales los deja, por mucha voluntad y vocación que tengan, vulnerables ante un virus que tiene en ‘jaque’ al mundo.

Wilson Cediel, miembro de la Junta Directiva de la Federación Médica Colombiana, dijo que en medio del Covid–19, son varias las intranquilidades que tienen los diferentes gremios, como por ejemplo, la necesidad de adoptar todas las medidas necesarias para el equipo médico en medio de una emergencia que puede durar semanas.

“Es muy preocupante, porque las instituciones públicas e incluso las privadas, no cuentan en estos momentos con todos los elementos de protección personal y no se los están brindando a los trabajadores que tienen que atender pacientes con coronavirus”.

Y es que según el mismo Ministerio de Trabajo, los centros hospitalarios deben contar con un kit o equipo de elementos básico para atender una sospecha o caso, “deben tener un traje especial antifluidos, con diferentes cierres que protejan todo el cuerpo de la persona, eso va acompañado de un gorro, unas monogafas, careta, polainas, guantes y tapabocas de alta eficiencia como el N95.

“Por cada paciente que se atienda se debe usar un traje y en pacientes hospitalizados hay que usar batas y otros elementos, estos no se pueden reutilizar tan fácilmente, son materiales que se van a gastar rápidamente en la medida que haya más casos”.

A nivel departamental, el médico indicó que los casos se han visto principalmente en Ibagué y dos en el Espinal, “a uno le preocupa que en las instituciones grandes no hay todavía todos los elementos, hay problemas económicos en mantener toda esta dotación por las semanas o meses que se vienen.

“Y en las instituciones públicas que han recibido algunas ayudas, están los kits, pero hay una dificultad hacia adelante en el mantenimiento de esos recursos. Aquí en Ibagué en el sector privado y público se ha hecho el alistamiento, pero hay problemas financieros para mantener el personal, hay reducción de la ocupación y de la oferta de servicios porque se han cancelado procedimientos y eso está golpeando financieramente a las instituciones”.

Cediel señaló que en la ampliación de camas UCI para la red pública, por ahora solo está el anuncio para la sede El Limonar del hospital Federico Lleras Acosta, “hemos manifestado el desacuerdo de que sea contratación por prestación de servicios para el personal”.

¿Y ESTABILIDAD LABORAL?

Además de poder contar con los elementos básicos para atender a los pacientes, los profesionales y auxiliares deben lidiar con la poca estabilidad que ofrece el sistema, pues es muy bajo el personal de planta, pero alta la tendencia a la tercerización en contratación.

La constante son las modalidades por prestación de servicios, supernumerarios, entre otras. “Hay servicios tercerizados completamente y eso hace que el personal médico, especialistas, terapeutas, auxiliares, no tengan la estabilidad laboral que se requiere y la protección en caso de sufrir una situación de enfermarse por el virus”, explicó Cediel.

En este tema el también médico, recordó que es una situación derivada de leyes establecidas en la década de los 90’s, que permitieron la creación de cooperativas y precooperativas de trabajo asociado que terminaron minimizando las plantas de personal, aunque se ha reclamado por años, la situación no cambia.

“Con la presentación del decreto 538 del Gobierno, se exacerba esa queja de hace tantos años del personal, porque están pidiendo y obligando al personal a que estén listos para prestar el servicio de apoyo en medio de la pandemia, lo cual todos los trabajadores de la salud lo sabemos éticamente, uno tiene la obligación de presentarse en caso de una emergencia sanitaria como la que estamos viviendo.

“Pero ese llamado, a que sea obligatorio considerando la actual situación de contratación e insumos insuficientes, pone a todo el mundo en una situación de rechazar el artículo 9 de ese decreto”.

En este tema también se busca que las Administradoras de Riesgos Laborales, ARL, se pronuncien, pues a pesar de la solicitud del Ministerio de Salud, hasta el momento no se han manifestado con respecto a la entrega de elementos de protección a los trabajadores.

SIN CONDICIONES DIGNAS

A primeras hora de este lunes se conoció una carta de la Coalición por el Talento Humano en Salud, conformada por 35 organizaciones del sector médico del país, en la que se le expresaba al presidente Iván Duque el rechazo categórico al decreto 538, pues se hace un llamado a los trabajadores “sin contar con los recursos adecuados de bioseguridad sin condiciones dignas” y se agrega que “los equipos de protección personal no pueden ser decretos vacíos que no se aplican, ni tampoco promesas de diferentes instituciones del sistema que dan cuenta de la protección personal”.

Añadieron, que este llamado obligatorio se dio horas después de conocerse la muerte de dos médicos y un conductor de ambulancia debido al Covid – 19. Mientras que la Asociación Colombiana de Medicina Interna, Acmi, expresó su “enérgico rechazo a lo dispuesto en los artículos 9 y 10 del decreto 538” y explican que no se estaría considerando “algunas de las competencias propias de las diversas especialidades y por ello de los potenciales riesgos asociados tanto para los pacientes, como para los propios prestadores”.

Agregan que el talento humano médico tiene su compromiso absoluto con los colombianos pues la “mayoría de ellos continúan prestando sus servicios profesionales, aun cuando se les adeuda salarios y honorarios, que en algunos casos son superiores a ocho meses”.

LAS PROPUESTAS DE LOS MÉDICOS

Luego de una reunión entre el ministerio de Salud, Fernando Ruiz, la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, el Colegio Médico, la Federación Médica Colombiana y la Federación Colombiana de Sindicato Médicos, emitieron un comunicado conjunto en el que explicaron que es necesario generar un proceso escalonado de incorporación del talento humano en salud sobre una base de competencias formales y que se establezca una regulación para los diferentes niveles de atención.

Asimismo, proponen que el llamado al personal médico que habla el decreto se haga “solo en caso de que la crisis lleve a la falta de personal de salud y que será previamente entrenado y contará con la dotación de bioseguridad que sea necesaria”.

Otro punto es que la protección del personal es absoluta responsabilidad de los empleadores en conjunto con el apoyo de ARL, conforme a los lineamientos de Minsalud y según el riesgo que tenga cada nivel de atención.

IBAGUÉ (EL NUEVO DÍA)

También podría gustarte