Para bajar los costos del Estado, presentan reforma que restructura el Congreso

Una reforma constitucional que estaría casi que ‘muerta’ por falta de tiempo para su trámite y por lo complejo del tema, fue radicada por el uribismo éste miércoles, el acto legislativo por medio del cual se busca reducir la cantidad de miembros del Senado como de la Cámara de Representantes.

El autor de la misma es el primer vicepresidene de la Cámara, representante Óscar Villamizar, del Centro Democrático, quien plantea en concreto que la Cámara pase de 171 a 106, de ellas 66 curules por circunscripciones fijas, 33 adicionales por cada millón de habitantes, 7 especiales (3 Farc, 1 Afro, 1 Indígena, 1 Exterior y 1 para el candidato a la Vicepresidencia perdedor). En el Senado plantea que se baje de 108 a 51 así: 47 circunscripciones nacionales, 1 indígena, 2 farc, 1 para el candidato presidencial perdedor), para un gran total de 157 congresistas.

Según Villamizar “buscamos que con estos recursos se pueda hacer una inversión para reactivar la economía y hago un llamado al Gobierno Nacional para que nos reinventemos a empezar a trabajar con las nuevas tecnologías y lograr una mejor estabilidad en esta época digital”. La propuesta del representante además es que aplique desde 2022, el próximo Congreso que se elegirá.

Sin embargo desde la Alianza Verde, partido de oposición, se expresó al rechazo a la propuesta, en tal sentido el representante a la Cámara, Mauricio Toro, djo que esa iniciativa es un golpe a la democracia mientras que con la reducción de los sueldos de congresistas se daría un ahorro aún mayor para el Estado.

“No entiendo entonces el porqué de no haber querido apoyar la propuesta de la Alianza Verde que es la de reducir los salarios de los altos funcionarios del Estado para ahorrarnos incluso más dinero de lo que se plantea ahora. No se puede pensar que con la excusa de ahorrarle dinero al Estado hay que minar la democracia. Así empiezan, primero con la reducción del tamaño del Congreso y terminan proponiendo una sola Cámara”, sostuvo Toro.

Aunque ya se empezó a generar la discusión por el tema, su trámite en el Congreso se ve complejo porque por ser reforma constitucional debe tener 8 debates, 4 en esta legislatura y 4 más en la próxima, pero con el retraso de estas sesiones, que ahora son virtuales, los tiempos legislativos se han recortado y además que por ser acto legislativo no se puede tramitar en sesiones extras, de ahí que estaría casi hundida.

BOGOTÁ (Colprensa)

También podría gustarte