Crece el desastre económico en Estados Unidos por la pandemia

Una medida sin precedentes en la historia de la humanidad, que provocará una contracción económica global en 2020 de un 3%, según el FMI. Solo China e India se salvarán de la recesión este año. Con la paralización de la actividad industrial mundial, la Agencia Internacional de Energía pronosticó un retroceso de la demanda de petróleo en 2020, de -9,3 millones de barriles por día.

La devastación en la economía de Estados Unidos por la pandemia del coronavirus comienza a evidenciarse, con la publicación de resultados de empresas en caída y un informe de la Reserva Federal que advierte que la sangría continuará.

El confinamiento para evitar contagios provocó que la actividad económica se contrajera “abrupta y profundamente” en todo el país, según el informe de la Fed (banco central estadounidense), y la mayoría de las empresas encuestadas en todo el país “esperan que las condiciones empeoren en los próximos meses”.

Estas advertencias del “Libro Beige”, referencia para analizar la coyuntura económica en Estados Unidos, se conocieron luego de que el Departamento de Comercio y la propia Fed publicaran encuestas mensuales que mostraron contracciones sin precedentes en décadas o lisa y llanamente inéditas en las ventas minoristas y la producción industrial, ambas cruciales para la economía más grande del mundo.

En Estados Unidos aproximadamente 17 millones de personas han perdido sus empleos desde mediados de marzo, pero la Fed, que ya redujo su tasa de interés de referencia a cero y bombeó billones de dólares de liquidez al sistema financiero, dijo que “la perspectiva a corto plazo era de más recortes de empleos en próximos meses”.

Con más de dos millones de casos del nuevo coronavirus confirmados en todo el mundo, la pandemia de la COVID-19 ha llevado a la economía mundial a una recesión, y el Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que supondrá el recorte de 9 billones del PIB mundial en 2020.

La Fed señaló que las industrias del sector del ocio y hotelería, así como las ventas minoristas, exceptuando los bienes esenciales, fueron las más afectadas por las medidas de distanciamiento social decretadas para evitar la propagación del virus.

La mayoría de los 12 distritos de la Fed también informaron disminuciones en la producción industrial, y aunque los productos alimenticios y médicos reportaron una fuerte demanda, enfrentaron retrasos en la producción, debido a las medidas de prevención de contagios y las interrupciones de la cadena de suministro.

Los datos de producción industrial de marzo publicados por la Fed mostraron daños similares entre los fabricantes. El índice disminuyó un 5,4%, su mayor caída desde 1946, mientras que la industria manufacturera cayó un 6,3%, también su mayor caída en siete décadas, con daños en la mayoría de las industrias.

También podría gustarte