China fabricó el ´virus asesino´

El gobierno de China deberá responderle al mundo por la muerte de 145 mil personas hasta el momento, tras dejar de escapar de un laboratorio el virus que viene provocando la tragedia.

La pandemia de la COVID-19 ha causado ya más de 145.000 muertos en el mundo, procede de un laboratorio de China, y no de un mercado local de animales.

De los 2,1 millones de infectados en el mundo desde que apareció el virus en China en diciembre, la mitad están en Europa, y de las 140.092 muertes por la COVID-19, mas de 92.000, se registran en este continente, según el último balance de la AFP de este jueves.

Más de 4.400 millones de personas, casi el 57% de la población mundial, están confinadas. El Reino Unido y Nueva York, epicentro de la pandemia en Estados Unidos, prolongaron las medidas de restricción, mientras que España, Dinamarca, Italia y Austria, comenzaron con una tímida reapertura de algunos sectores, y Francia y Alemania se preparan para ello.

En una medida que puede aumentar las fricciones con China, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, dijo en la cadena Fox News que lleva a cabo “una investigación exhaustiva” sobre cómo el virus “se propagó, contaminó el mundo y provoco tal tragedia”, dejando entrever que pudo provenir de un laboratorio en la ciudad china de Wuhan.

 PREGUNTAS DIFÍCILES 

Haciéndose eco de las dudas, el Reino Unido advirtió a China que deberá responder “preguntas difíciles” sobre la aparición del virus y el “porque no pudo ser parado antes”. “No hay duda que todo no puede continuar como si no hubiera pasado nada”, declaró el ministro de Relaciones Exteriores, Dominic Raab.

“No caigamos en esa especie de inocencia de afirmar que era demasiado fuerte [el brote de la COVID-19]. No lo sabemos. Y claramente pasaron cosas que desconocemos”, afirmó, por su parte, el presidente francés Emmanuel Macron.

Pero el portavoz del ministerio de Exteriores chino Zhao Lijian aseguró que la hipótesis de que el virus surgió de un laboratorio “no tiene base científica”.

En una conversación telefónica con su homólogo chino Xi Jinping, el presidente ruso Vladimir Putin calificó de “contraproducentes” estas acusaciones contra Pekín, según un comunicado del Kremlin.

Trump, que suspendió la contribución de Estados Unidos a la Organización Mundial de la Salud (OMS) por “mala gestión” de la pandemia y sesgo a favor de China, fue el anfitrión este jueves de una videoconferencia con los otros líderes del G7 -Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y Reino Unido-, en la que se acordó, según la presidencia estadounidense, una “exhaustiva revisión y reforma” de esa organización.

“EN EL OJO DE LA TORMENTA

Estados Unidos es actualmente el país donde la enfermedad progresa más rápido y este jueves alcanzó los 31.590 muertos (casi 650.000 casos), por delante de Italia (22.170 muertos), España (19.130) y Francia con casi 18.000.

El número de fallecidos en España en 24 horas volvió a subir el jueves, con 551 decesos, entre ellos el escritor chileno Luis Sepúlveda, forzado al exilio bajo la dictadura de Pinochet y uno de los escritores latinoamericanos más exitosos, que falleció a los 70 años en Oviedo tras mes y medio hospitalizado.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recordó justamente a Europa que aún está “en el ojo del tormenta” y pidió “no bajar la guardia” y asegurarse que el virus esté bajo control antes de suavizar las medidas en vigor.

“Las próximas semanas serán cruciales para Europa”, alertó el director de la sección Europa de la OMS, Hans Kluge, al advertir de “cifras constantes o acrecentadas” en países como el Reino Unido, Turquía, Ucrania, Bielorrusia y Rusia.

El Reino Unido, que reportó 861 muertos en las últimas 24 horas y superó un acumulado de 13.700, prolongó este jueves “al menos tres semanas” el confinamiento instaurado el 23 de marzo.

De su lado, Putin decidió aplazar el desfile militar para conmemorar la victoria sobre el nazismo el 9 de mayo de 1945, de la que este año se cumplen 75 años.

También podría gustarte