¿Y si el virus es de un laboratorio en Wuhan? EE. UU.  lo investiga

La cantidad de muertos en Estados Unidos, que registró su primer deceso vinculado al virus a fines de febrero, asciende a 31.590. El país registró 648.788 contagios. Las autoridades consideran que 53.489 personas sanaron.

Estados Unidos parece no excluir la hipótesis de que el coronavirus que originó una pandemia que deja más de 137.000 muertos en el mundo hasta la fecha pudo provenir de un laboratorio en la ciudad china de Wuhan, y evoca una “investigación” para conocer su origen.

“Llevamos a cabo una investigación exhaustiva sobre todo lo que podamos saber de cómo el virus se propagó, contaminó el mundo y provoco tal tragedia”, declaró el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, en la cadena Fox News.

El nuevo coronavirus se supone que apareció a fines de 2019 en un mercado de Wuhan donde se venden animales exóticos.

Los expertos descubrieron que es cercano a un virus presente en los murciélagos, que habría mutado y afectado a alguna de las especies vendidas en el mercado y de ahí contaminado a humanos. El animal intermediario no ha sido identificado con certeza.

Pero dos medios estadounidenses han publicado informaciones que apuntan a otro origen.

Según un artículo del diario The Washington Post, la embajada de Estados Unidos en Pekín alertó al Departamento de Estado hace dos años sobre medidas de seguridad insuficientes en un laboratorio de Wuhan que estudiaba el coronavirus en los murciélagos.

Además Fox News dijo que “múltiples fuentes” piensan que el actual coronavirus, detectado por primera vez justamente en Wuhan en diciembre, salió de ese mismo laboratorio.

Aunque, a diferencia de muchas teorías conspirativas desmentidas por expertos según las cuales se trataría de un patógeno creado por los chinos como un arma bacteriológica, la cadena estadounidense habla de que se trataría de un virus natural que era estudiado en el laboratorio.

Su “fuga” habría sido involuntaria, debido a los malos protocolos de seguridad del instituto. Según esa hipótesis, el “paciente cero” sería un empleado del laboratorio, que habría propagado el virus en la población tras haberse contaminado accidentalmente.

Pero el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores chino Zhao Lijian rechazó este jueves esas informaciones.

El jefe de la diplomacia estadounidense ha estado en primera línea para denunciar la falta de transparencia de los chinos, vista como una operación de Pekín para “ocultar” la gravedad inicial del virus.

Por un buen tiempo lo tildó de “virus de Wuhan”, pero luego dejó de emplear ese término que enojaba a Pekín tras una tregua informal acordada entre Trump y su homólogo Xi Jinping a fines de marzo para frenar la guerra de palabras entre las dos potencias sobre las responsabilidades alrededor de la pandemia.

¿Entonces Pompeo hizo un uso político de las preguntas generadas por Fox News para seguir presionando al gran rival de Estados Unidos?

También podría gustarte