“Si es necesario se podría llamar a médicos reservistas” : Mindefensa Trujillo

Por: Fernanda Torres Tovar

En diálogo con COLPRENSA, el ministro de defensa, Carlos Holmes Trujillo, entregó detalles de cómo se mueve la fuerza pública en época de contingencia. Además de ello, indicó que se mantienen las operaciones contra la criminalidad y esperan combatir el virus desde todos los frentes: seguridad, prevención y fortalecimiento en la infraestructura.

Sin duda el país vive un momento histórico por cuenta del coronavirus. El sector defensa no es ajeno a ello, por el contrario, su labor social y humanitaria se tiene que complementar con la seguridad de la Nación. ¿La Fuerza Pública ha sufrido de alguna manera esa transición?

Como todos los sectores de la sociedad, el sector defensa ha tomado las decisiones necesarias para hacerle frente a este nuevo desafío. Esto significó, en primera medida, tomar determinaciones para garantizar la salud de nuestros uniformados, pues es claro que ellos deben continuar cumpliendo su misionalidad durante el aislamiento obligatorio.

Por lo anterior, de acuerdo con los lineamientos del Ministerio de Salud, se establecieron protocolos muy estrictos de prevención e higiene dentro de las unidades militares y policiales, al igual que para los procedimientos y operaciones de la Fuerza Pública. También se establecieron e implementaron protocolos de aislamiento y atención en casos sospechosos o confirmados de COVID-19.

La prioridad es tener una Fuerza Pública sana y rodeada de la solidaridad y respaldo de todos, para que puedan continuar garantizando la seguridad de los colombianos y, además, el cumplimiento de las medidas del Gobierno para prevenir la propagación.

Por eso continuamos en acuartelamiento de primer grado y nuestros uniformados han redoblado esfuerzos para transportar alimentos, agua potable e insumos médicos a las poblaciones más alejadas del país, apoyar al Gobierno y a las autoridades locales en la entrega de mercados, confeccionar elementos de protección que luego son entregados a poblaciones vulnerables, realizar jornadas de desinfección y jornadas lúdicas para las personas que se quedan en sus casas.

Se conoció que el servicio militar obligatorio se extiende por tres meses más. ¿Cuáles fueron los motivos para esta determinación?

Se extendió el servicio militar obligatorio por tres meses al personal que actualmente lo está prestando, pues debido a la emergencia por el COVID-19 no se pudo llevar a cabo el proceso de incorporación y en este momento ese pie de fuerza es necesario para garantizar la seguridad y el cumplimiento de las medidas del Gobierno y apoyar a la población durante la emergencia.

¿Cuántos uniformados son cobijados con este nuevo mandato?

Se trata de 16.241 soldados y 19.170 auxiliares de la Policía a los cuales se les prorroga la prestación del servicio.

¿Monetariamente cuánto le cuesta esto al país?

Lo anterior no significa un costo adicional para los colombianos, pues esta extensión del servicio no se da al mismo tiempo de una nueva incorporación de personal.

¿Se prevé que en el sector defensa se tomen nuevas decisiones como la anterior?

Todos los días en el Gobierno Nacional se están analizando medidas y tomando decisiones de acuerdo a las circunstancias y a la evolución de la situación, pues se trata de una coyuntura nueva, no solo en Colombia sino para todos los países que están enfrentando la pandemia.

Han contemplado en llamar a médicos reservistas para combatir la contingencia ¿Esto podría ser parte de una nueva reglamentación?

Es una de las posibilidades que se ha contemplado y que se está estudiando en caso de llegar a un escenario en el que se necesite contar con este personal para atender la emergencia. Sin embargo, todavía no hay una determinación al respecto.

El sector defensa, además de seguridad también se ha propuesto combatir la pandemia con implementos útiles. Cotecmar e Indumil decidieron fabricar estos elementos. ¿Qué es puntualmente lo que van a entregar?

La instrucción para todo el sector defensa cuando inició la emergencia sanitaria fue aunar esfuerzos para apoyar a los colombianos durante esta emergencia, lo que incluyó, por supuesto, a las empresas del sector.

En este sentido, Cotecmar estructuró un programa especial de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación para articular y aprovechar sus capacidades en la generación de soluciones con impacto positivo en el sector Salud.

Fue así como Cotecmar diseñó y produjo camillas hospitalarias con soporte para goteo incluido y mesas auxiliares hospitalarias. Está contemplada una producción de 200 camillas para la Dirección de Sanidad Naval, 25 de las cuales ya fueron entregadas al Hospital Naval de Cartagena. Esta capacidad se va a incrementar en función de la demanda del sector salud.

En el caso de Indumil, se identificaron las necesidades del sector salud de la Fuerza Pública y se inició el proceso, diseño y elaboración de prototipos, logrando que en tres semanas comenzara la producción de camas hospitalarias básicas, carros para monitor de signos vitales, mesas de mayo, atriles móviles para suero, carros para balas de oxigeno grandes y pequeñas, sistema de aislamiento para entubación traqueal y fibrobroncoscopia, entre otros elementos.

Hay 120 funcionarios de Indumil que realizan esta producción y cuyas primeras camas ya fueron entregadas al Hospital Militar Central. También se está trabajando, en coordinación con la Universidad de La Sabana, en el desarrollo de un ventilador que ellos diseñaron y será producido por Indumil.

¿Cuántos son los hospitales que pertenecen a las Fuerzas?

El sistema de salud de la Fuerza Pública cuenta con 289 establecimientos de sanidad militar y policial en todo el país. De estos hay tres de alta complejidad, los cuales son el Hospital Militar Central, el Hospital Central de la Policía y el Hospital Naval de Cartagena, a los cuales desde el primer día se les están haciendo adecuaciones para ampliar su capacidad.

De esta forma, por medio de carpas y contenedores se instalaron 200 camas más en el Hospital Militar Central, 174 en el Hospital Central de la Policía, y 24 más en el Hospital Naval de Cartagena.

¿Cuántas UCI, observación, entre otros servicios tienen en todo el país?

La red de Sanidad de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional cuenta con 1.607 camas y esta capacidad puede extenderse hasta llegar a más de 2000. De esta capacidad, 47 son para UCI de adultos, 15 para UCI pediátrica, y 16 para UCI neonatal. Sin embargo, estamos trabajando a diario para ampliar el número de camas en las Unidades de Cuidados Intensivos de nuestros hospitales.

Si bien la prioridad es atender a los miembros de las Fuerzas, ¿habrá algún centro médico destinado para la población civil?

En este momento las ampliaciones de las capacidades de salud de las Fuerzas Militares y la Policía están centradas en la atención de los usuarios de su sistema de salud, que son cerca de 1.300.000. Esto no solo incluye a los militares y policías activos, sino también a los retirados y pensionados, al igual que a sus familias.

EN MATERIA DE SEGURIDAD

Durante el primer semestre se registraron cifras positivas en la reducción de estadísticas en los delitos cometidos en el territorio. Usted como jefe de la cartera de defensa adjudica estos resultados a la pandemia o a la labor que hacen los uniformados.

La mayoría de los delitos de alto impacto sí han tenido una reducción significativa desde que inició el aislamiento preventivo obligatorio, periodo en el que hemos implementado además planes específicos de seguridad para evitar hurtos, saqueos y combatir la ciberdelincuencia, pero hay que decir que estos delitos venían presentando una disminución desde enero.

El balance en general de los primeros tres meses del año es muy positivo pues, en comparación con el mismo periodo del 2019, la mayoría de los delitos registra una tendencia a la baja. Lo anterior es un reflejo de la implementación de la Política de Convivencia y Seguridad Ciudadana que presentó el Gobierno en diciembre, la cual hemos socializado ampliamente con los gobernadores y alcaldes del país, pues la seguridad no es un asunto solamente de la Policía sino que nos concierne a todos.

Los mandatarios han comprendido este mensaje y se han comprometido en ese trabajo conjunto y coordinado con el Gobierno Nacional para avanzar en mejores niveles de seguridad en sus regiones, cuyos resultados ya estamos comenzando a evidenciar.

¿Cómo sigue la Fuerza Pública combatiendo las disidencias de las Farc, el ELN, Los Pelusos, ‘Clan del Golfo’, entre otras estructuras?

Las operaciones militares y policiales continúan en todo el país, cumpliendo con los protocolos para prevenir la propagación del COVID-19, pues los factores de inestabilidad en algunas regiones, asociados al narcotráfico, los grupos armados organizados y la criminalidad, no han desaparecido.

En el balance que presentamos del primer trimestre, por ejemplo, se indicó que en el ELN han sido capturadas 98 personas, 56 se han desmovilizado y dos han muerto en desarrollo de operaciones militares, de los Grupos Armados Residuales son 231 capturados y siete muertos en operaciones, del Clan del Golfo 332 capturados y cinco muertos en operaciones y de los Pelusos y Caparros 64 capturados y tres muertos en operaciones militares.

Además, durante este trimestre las Fuerzas Militares, en desarrollo de operaciones, han incautado 789 armas cortas y 133 armas largas y han neutralizado 2002 artefactos explosivos a estas organizaciones.

BOGOTÁ (Colprensa)

También podría gustarte