‘El Liso’, villano que se aleja del típico malo de la televisión

El actor Julián Román ha realizado una gran variedad de personajes malos en la televisión.
Por:
SERGIO
VILLAMIZAR

Si de villanos se trata, Julián Román ha realizado una gran variedad de ellos en la televisión. Sin embargo, ‘El Liso’, su personaje en la serie ‘El General Naranjo’, es un caso particular, único para el actor, lo que fue todo un reto.
‘El Liso’ es la pieza clave en esta serie que se estrenó en la señal Premium de Fox, narrando la historia de quien fuera considerado uno de los mejores policías del mundo, quien se enfrentó a varias de las organizaciones más temibles del crimen organizado del mundo, y la serie relata buena parte de esta labor.
Como en toda producción televisiva que se basa en hechos de la vida real, siempre se crean personajes de la ficción para mantener firme la línea argumental, y este es el caso de ‘El Liso’, el personaje de Julián Román en esta producción.

¿Cómo fue la construcción de ‘El Liso’, su personaje en la serie ‘El General Naranjo’?
“Fue muy divertido hacer este personaje, porque pasa por todas las situaciones e historias de violencia más visible de Colombia, empezando con Pablo Escobar, el Cartel de Cali, llegando a México, volviendo a Colombia. Ha sido interesante inventarse este personaje sin salirse de la línea de los hechos reales, y creamos un villano sin caer en el cliché del malo”.

¿Un villano diferente?
“Veníamos de una serie de producciones donde seguramente no se endiosaba al malo, pero casi se presentaba como el héroe. Aquí no. Recalcamos que los héroes son otros, los policías y lo que sufrieron. Aquí mostramos como Colombia pasó de una policía poco experimentada a toda una institución que ha sido ejemplo en buena parte del mundo”.

¿Difícil lograr sacar al personaje del cliché del villano?
“Como hemos visto tantas series sobre el narcotráfico, sí era difícil hacer un villano diferente y creíble.  Existe un imaginario sobre los malos ya establecido, pero gracias a la directora, lo que hicimos desde el principio, que la gente lo viera en la calle, y más allá de su pinta, no pensaran que es un tipo que está detrás de los grupos de crímenes de una ciudad o que es la mano derecha de un narco”.

¿Qué tanto han cambiado sus planes por la actual cuarentena?
“Se han caído muchos proyectos en estos meses, las clases están suspendidas en la escuela de mi papá. Algunas producciones a las cuales habíamos enviado nuestros casting están hablando de retomar en agosto, en octubre o el próximo año. Este freno de mano que nos ha planteado la vida debe servir de algo para replantear los afanes y la forma como nos estamos desempeñando en el mundo. Y ahora con el cambio de la Cuota de Pantalla en la televisión colombiana que permitirá la presentación de más producciones extranjeras en los principales horarios de los canales… Eso nos tiene muy preocupados. Lo que la gente no entiende es que este no es un problema de ahorita, esto viene desde el 2007 con la firma del Tratado de Libre Comercio, donde se exige que la pantalla colombiana sea 50 y 50, lo cual es un despropósito cultural y para los trabajadores de los medios audiovisuales.

Hasta ahora no se había hecho gracias a la ayuda de algunos congresistas y actores antes de la formación del sindicato, hasta que apareció este Decreto que seguimos sin entender qué tiene que ver el Covid-19 con la cuota de pantalla.
De hecho, nuestra propuesta es que pasen los programas nuevos que no han estrenado, como lo que hace Caracol desde esta semana, pero también hay más de 300 películas colombianas que han sido estrenadas en salas de cine y que sólo duraron algunos días en cartelera. Es hacer un gran pacto de consumir lo nuestro”.

También podría gustarte