Aislamiento inteligente genera ´choques´  entre Duque y los mandatarios locales

El presidente de la República, Iván Duque, hizo un llamado a los colombianos para que se fortalezca la disciplina social durante la última semana del aislamiento preventivo obligatorio o cuarentena nacional, “con el fin de reducir la velocidad exponencial del coronavirus covid-19 y aplanar su curva epidemiológica”.

Según el mandatario, esto contempla “lavarnos las manos de manera permanente” y “no tocarnos la cara con las manos”. Además, reiteró en la necesidad de utilizar el tapabocas, no solo para protegernos a nosotros, sino para cuidar a quienes nos rodean.

“Si nos lavamos las manos, cuidadosamente, prevenimos contagio; si nos aislamos cuando tenemos sintomatología respiratoria, prevenimos contagio. Y prevenir contagio implica estar lejos de los demás, no contagiar de la enfermedad y no afectar a los demás”, expresó.

Duque recalcó en la importancia del distanciamiento social en el hogar: “Que no lleguemos a la casa a coger a besos y abrazos a quienes comparten con nosotros, y mucho menos a los adultos mayores”, dijo.

Además, habló de la necesidad de proteger a los adultos mayores cada día más y recordó que en los últimos días se han acentuado los casos de muertes de personas mayores de 60 y 70 años.

Aseveró que es trascendental el uso del tapabocas en los supermercados y aplicar el distanciamiento en los bancos y cajeros automáticos.

Finalmente, anunció que esta semana monitoreará, junto con la Superintendencia Financiera, si los créditos para el financiamiento de las nóminas de las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) se están efectuando.

 “Tenemos que avanzar esta semana, y eso es muy importante, en que los canales de crédito para el financiamiento de las nóminas para las Mipyme se estén dando. Y por eso, voy a monitorear día a día, esta semana, con la Superintendencia Financiera, cómo vamos logrando ese propósito”, apuntó.

Hasta el momento es incierto lo que pueda suceder después del 26 de abril a las 11:59 de la noche, cuando se cumpla el plazo dado por el Gobierno Nacional para mantener el aislamiento obligatorio en el que se encuentra el país como medida para enfrentar la pandemia del  Covid-19. El mismo presidente Iván Duque ha hablado de que se está pensando en una cuarentena inteligente, que permitiría reactivar la producción económica de algunos sectores, sin embargo, desde ya se avecinan ‘choques de trenes’ con algunos mandatarios locales, que insisten en priorizar la salud.

Desde la llegada del Covid-19 al territorio nacional, las diferencias entre gobernadores, alcaldes y el mandatario han estado sobre la mesa, y en muchas ocasiones se ha generado confusión e incertidumbre, como cuando varios mandatarios locales decretaron toques de queda preventivos en contra de la voluntad del Gobierno, que en cabeza de la vicepresidente Marta Lucía Ramírez, afirmaba que aún no era necesario tomar estas medidas.

Con el llamado aislamiento inteligente en el que viene insistiendo el presidente, ya se vislumbran pujas en materia de las competencias por parte de las autoridades, en especial con la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, quien en sus últimas declaraciones rechazó la posibilidad planteada por el mandatario de los colombianos, de reabrir los vuelos nacionales con ciertas medidas de seguridad. La alcaldesa dijo que “sobre su cadáver” permitiría que se abriera el aeropuerto El Dorado.

En este sentido, Duque dijo que se estaba evaluando la posibilidad de que hubiese una reapertura de los vuelos nacionales después del 26 de abril, con medidas tales como la prohibición del uso de la silla del medio, menor cantidad de personas transportadas y protección especial a los municipios donde no se tiene presencia del virus. Sin embargo, aseguró que el transporte de pasajeros internacionales permanecería cerrado, pero no se sabe hasta qué fecha.

MEDIDAS ANUNCIADAS

Duque ha dicho que una vez se cumpla el plazo para que se acabe el aislamiento social obligatorio, niños, jóvenes y adultos mayores seguirán en sus casas, por ahora, hasta el próximo 30 de mayo, al igual que las personas con enfermedades preexistentes.

En cuanto al transporte aéreo señaló que se debe mantener el cierre de fronteras, pero indicó que es muy probable que el transporte de pasajeros nacionales se reabra con algunas condiciones. En lo que tiene que ver con aspectos sociales, el presidente señaló que no habrá eventos públicos, discotecas ni bares. Tampoco podrá haber fútbol, torneos u otro tipo de aglomeraciones.

De igual forma, el Gobierno priorizará el teletrabajo en los sectores que no necesiten la presencia de sus empleados e indicó que se deberán tomar medidas de bioseguridad, tales como mantener las distancias, el uso de tapabocas, entre otras. El transporte público masivo tendría un tope de ocupación del 35 %./Colprensa

También podría gustarte