Coordinación con mandatarios locales, clave para la cuarentena inteligente

Tras haber tomado la decisión de mantener hasta el próximo 11 de mayo el aislamiento social para prevenir la expansión del Covid-19, el nuevo reto del presidente Iván Duque será coordinar con los mandatarios locales las aperturas graduales que se empezarán a hacer para el tránsito  a lo que el Gobierno ha llamado cuarentena inteligente.

Uno de los primeros asuntos que tendrán que coordinarse con los mandatarios locales serán los horarios en los que las personas podrán hacer deporte al aire libre después del 26 de abril, fecha en la que finalizaba inicialmente el aislamiento social.

Las personas podrán hacer actividad física de manera individual, pero esta deberá tener horario y limitación de espacios. Desde el Gobierno ya se habla de un horario que podría estar entre las 5:00 y 8:00 de la mañana con un radio reducido a máximo un kilómetro de distancia de las casas. Sin embargo, debido a la dinámica de cada municipio esta condición puede variar.

En Bogotá, por ejemplo, el ministro del Deporte, Ernesto Lucena, declaró a varias emisoras de radio, que se hará un proceso de coordinación con la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, para revisar cómo puede ser compatible la medida con el pico y género que existe en la ciudad.

Otras restricciones como pico y cédula o pico y placa deberán tenerse en cuenta en otras ciudades.

También será fundamental la coordinación con las regiones para hacer efectiva la reactivación de los sectores de construcción y manufactura que, bajo estrictos protocolos de seguridad, deberá hacerse a partir del 27 de abril.

Si bien, estos protocolos han sido ya aprobados por el Gobierno, serán los alcaldes los que tendrán que hacer una inspección del cumplimiento de dichas medidas en cada una de las empresas sometidas a ellas. El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, por ejemplo, manifestó que empresa que no cumpla con los protocolos, tendrá que regresar a la situación de aislamiento.

Pero esto no tendrá solo efectos en las mismas empresas, sino en el transporte público de las ciudades. En la medida que miles de trabajadores que hacen parte de estos sectores, salgan a la calle, hay un riesgo de que vuelvan a congestionarse TransMilenio y los demás sistemas de transporte masivo del país.

En ese sentido, el presidente Iván Duque y la alcaldesa de Bogotá, han coincidido en que la capacidad de TransMilenio, al igual que las de los demás sistemas de transporte público no puede emplearse en más del 35%. Si se supera este límite, la alcaldesa ya anunció que empezará a imponer restricciones al ingreso.

De igual forma,  el presidente deberá  llegar a un acuerdo con los gobernadores y alcaldes sobre cómo se activaría la economía en los territorios donde no hay presencia del Covid-19 hasta el momento.

Esta ha sido una petición de muchos departamentos, que, por el momento, no han registrado casos de la enfermedad. El presidente ha dicho que se evalúa esta posibilidad, pero se tendrá el mayor cuidado de evitar que regiones en donde sí hay brotes de la enfermedad se la transmitan a los lugares en donde aún no ha llegado.

BOGOTÁ (Colprensa)

También podría gustarte