1,6 millones de empleos se salvarán al reactivar la construcción: Camacol

“Nuestro compromiso como sector es retomar actividades bajo estrictos protocolos de bioseguridad para proteger la salud de los trabajadores del sector, de sus familias y de los colombianos´, afirmó Sandra Forero, presidenta ejecutiva de Camacol.

Como responsable y oportuna consideró la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) la decisión del Gobierno que permite al sector de la construcción reactivar sus operaciones a partir del 27 de abril. El gremio celebró la decisión y afirmó que con la medida se protegerá el empleo de cerca de 1,6 millones de colombianos.

“Nuestro compromiso como sector es retomar actividades bajo estrictos protocolos de bioseguridad para proteger la salud de los trabajadores del sector, de sus familias y de los colombianos. Con este aislamiento inteligente podremos retomar la generación de empleo y continuaremos construyendo país”, afirmó Sandra Forero, presidenta ejecutiva de Camacol.

El gremio aseguró estar trabajando en las medidas de bioseguridad y prevención necesarias en la reanudación del actividades sectoriales. Para ello, añaden, se ha venido socializado un proceso pedagógico para implementar las medidas de salubridad.

 El protocolo establecido por Camacol está dividido en tres fases: prevención, contención y mitigación. Se ha especificado que todas las partes intervinientes en los procesos de edificación están enteradas de las medidas y que se trata de un protocolo integral, donde lo primero que se busca garantizar es un lugar de obra seguro, además del transporte de los trabajadores.

“Los empresarios del sector están totalmente comprometidos con la reactivación inteligente de la construcción de edificaciones. Desde hace unas semanas se viene trabajando fuertemente en la implementación de los protocolos para retomar actividades de manera segura y eficiente”, asegura el gremio.

Por su parte, el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, dijo el pasado lunes que “la actividad edificadora se hace por etapas. Esa capacidad de fragmentación la convierte en un terreno fértil para aplicar este tipo de protocolos, que permiten garantizar la salud de los trabajadores y de sus vecinos”./COLPRENSA.

También podría gustarte