Llamados a juicio los 5 asesinos de bióloga y su esposo

En el escrito de acusación radicado, la Fiscalía mantiene la hipótesis que llevó a la captura de los señalados y que demuestra un supuesto caso de robo, argumento corroborado, incluso, en varias declaraciones.

Pese a la contingencia que padece el país por cuenta de la pandemia originada por COVID19, de manera virtual se adelantará el juicio contra las cuatro personas presuntas responsables de la muerte de la pareja de esposos ocurrida en jurisdicción de la vereda de Perico Aguao. En las últimas horas, la Fiscalía General de la Nación radicó el escrito de acusación contra los presuntos responsables del crimen de la pareja de esposos biólogos, Natalia Jiménez y Rodrigo Monsalve, quienes fueron hallados con signos de tortura y capuchas en zona rural de Buritaca (Magdalena) el pasado 23 de diciembre del 2019.

Por estos hechos, se logró la captura de cuatro hombres, supuestos autores del doble asesinato, el primero de ellos, Giovanni Abelardo Ortiz Calderón, se entregó a las autoridades, mientras que, Andrés Felipe García Socarrás, alias ‘Pipe Bareta’; Luis Rodríguez Tovar, alias ‘Luchito’ y Jaider Lozano Jaramillo, fueron detenidos en diligencias de allanamiento.

El comunicado señala que, en diciembre del año pasado, un juez de control de garantías de Santa Marta acogió los argumentos presentados por la Fiscalía General de la Nación e impuso medida privativa de la libertad en centro carcelario de esta capital, contra  alias ‘Pipe Bareta’, ‘Luchito’ y Jaider Lozano Jaramillo, como presuntos responsables de los delitos de homicidio agravado, secuestro simple, porte ilegal de armas y hurto agravado.

“En el escrito de acusación radicado, la Fiscalía mantiene la hipótesis que llevó a la captura de los señalados y que demuestra un supuesto caso de robo; argumento corroborado, incluso, en varias declaraciones”, señaló el ente investigador en un comunicado.

Cabe recordar que, inicialmente para las autoridades una de las hipótesis preliminares fue que a la pareja trataron de robarles la camioneta en la que se movilizaban, teniendo en cuenta que en esa zona de La Guajira opera una peligrosa banda denominada Los Carriteros, además de fuertes estructuras criminales reorganizadas por antiguos exjefes paramilitares.

“Ni la camioneta, ni las pertenencias de la pareja aparecen, lo que nos hace pensar que fue un crimen perpetrado por grupos delincuenciales dedicados al robo que operan en esta parte rural de la ciudad. No descartamos otro motivo, por lo que seguimientos investigando”, precisó en su momento un perito judicial de la Policía Metropolitana de Santa Marta.

El documento que se conoció ayer, deja ver que el pasado 19 de abril, el fiscal del caso asistió a las audiencias virtuales para sustentar el escrito de acusación. Sn embargo, la diligencia se suspendió por la inasistencia de una de las parte de la defensa, por lo que espera sea reprogramada.

HALLAZGO DE LOS CUERPOS

De acuerdo a la información suministrada por las autoridades, el hallazgo de los cuerpos se registró en horas de la mañana del pasado lunes 23 de diciembre, en una zona boscosa a 30 metros de la Troncal del Caribe, jurisdicción de la vereda de Perico Aguao, de Guachaca, por integrantes del Grupo Gaula del Ejército Nacional. Sin embargo, fue un  indígena Arhuaco que se encontraba realizando sus labores diarias, quien alertó a las autoridades sobre el macabro hallazgo, guiado por unas aves de rapiñas que merodeaban por el sector, “yo iba para el camino y vi un poco de goleros, me asomé y había dos muertos ahí”, indicó el testigo.

De igual modo, se supo  que los cuerpos presentaban estado de descomposición, signos de tortura  y posiblemente habían sido asesinadas no menos de 15 minutos después de su rapto, el mismo viernes, “estas dos personas las encontramos en los arbustos, tienen apariencia de violencia, con manos amarradas y capuchas en la cabeza.”, indicó en su momento el coronel Gustavo Berdugo Garavito, ex comandante de la Mesan.

Los delincuentes llevaron a las víctimas a un lugar solitario, amordazarlos, taparles las cabezas con bolsas plásticas, y darles un tiro en la cabeza a cada uno. Así mimos fueron hallados por personal del Gaula del Ejército y la Policía. Lo que ayudó a tomar más fuerza esta hipótesis, es el avanzado estado de descomposición en el que fueron encontrados los cadáveres, los cuales empezaban a ser devorados por aves de rapiña (goleros).

¿QUIÉNES ERAN NATALIA Y EDGAR?

Las víctimas que habían contraído matrimonio una semana antes de su asesinato la mujer de 35 años de edad era contratista de la Fundación Natura, la organización ambientalista más antigua del país, donde se ocupaba del proyecto GEF enfocado en la conservación de la cuenca de los ríos Magdalena y Cauca, llamado Magdalena-Cauca VIVE. La Ecóloga recientemente se había casado con Monsalve Rincón, de 40 años, también antropólogo y de Bogotá, quien se dedicaba a acompañar eventos como Dj en esta capital donde residían por razones de trabajo.

También podría gustarte