El sentir de nuestro Idioma

546

Cada 23 de abril los hispanohablantes conmemoramos el Día del Idioma.

Por:
OSVALDO 
MANJARRÉS  FUENTES

Dentro de nuestra cultura hispana es importante conocer cuál fue el origen del Día del Idioma, lo que también significa la llegada del Castellano a América, ya que antes de finalizar el siglo XV se produjo un hecho de singular importancia, muy trascendental para la Humanidad:

La expedición de Cristóbal Colón financiada por los Reyes Católicos, cuando arribaron a un nuevo continente, llegando también el Castellano a tierras americanas, abriéndose  futuros horizontes.

Por esa historia de invasión española celebramos el Día del Idioma. Cada 23 de abril los hispanohablantes conmemoramos esta fecha. Por eso, es oportuno y conveniente que las actuales generaciones conozcan su origen; y se dio significativamente a la fecha misma que todos los pueblos del planeta y, específicamente América conmemoran la muerte del inmortal Miguel de Cervantes Saavedra, autor de la magna obra El Ingeniero Hidalgo Don Quijote de la Mancha.

La trascendental historia de esa fecha original fue idea de un colombiano: del doctor José María Pérez Sarmiento. La referida iniciativa se presentó en tierras españolas. Propuesta que fue acogida por la Real Academia Hispanoamericana de Ciencias y Artes de Cádiz de declarar como “Día del Idioma”, el 23 de abril, en conmemoración de la muerte de Cervantes (1616). La acertada idea fue acogida y aprobada con satisfacción. Cuando eso el doctor Pérez Sarmiento fue homenajeado en España.

En Colombia la iniciativa se presentó a través de la Universidad  de Antioquia. (Medellín 1937) El primer documento que se conoce sobre el particular es un folleto impreso en la Universidad (Día del Idioma), donde aparece la resolución mediante el cual el Consejo Directivo de esa Alma Mater insinúa al Ministerio de Educación Nacional institucionalizar “El Día del Idioma” en nuestro país.

Pero la insinuación trascendental y determinante fue la de Elías Uribe Uribe, estudiante de Derecho y quien también era catedrático de Inglés y Francés de la institución antioqueña. Después del estudio, el Consejo Directivo de la U. de Antioquia publicó para todo el país la resolución por la cual aceptaba la propuesta.

Se nombraron comisiones y se organizaron los preparativos para el homenaje a la palabra en el paraninfo de la universidad.

Al año siguiente de este magno evento (1938), donde se celebra la fiesta de la palabra, el presidente de la Republica de la época, doctor Alfonso López Pumarejo, expidió el Decreto N. 707, mediante el cual se estableció el 23 de abril para la conmemoración del “Día del idioma”, como homenaje al ilustre Miguel de Cervantes Saavedra.

La brillante propuesta académica y cultural de la Universidad de Antioquia resultó siendo un hito del siglo XX en Colombia. Se marcó una fecha trascendental en los anales de la cultura colombiana. Ahora la tiene que defender la supervivencia del idioma Castellano.

No solo se debe celebrar estas fechas en los centros educativos como área del conocimiento, ni como acto cívico aprovechando la fecha, expresando discursos que se los lleva el viento.

La utilización y defensa de nuestro lenguaje debe ser en toda actividad diaria, por ser un canal de comunicación, de compresión. Con el lenguaje todos los pueblos del mundo expresan sus sentimientos, sus pensamientos, sus críticas y sus ideologías.

A través del lenguaje, de la palabra producimos e nuestro mundo poesía, literatura, arte, toda una cultura social, filosófica académica.

Con sobrada razón un filósofo colombiano expreso una célebre frase que no se olvida: “Nada, en nuestro sentir, simboliza tan cumplidamente la Patria como la lengua”.

También podría gustarte