Trump suspende la inmigración

Miles de inmigrantes salieron ayer a las calles de las principales ciudades de los Estados Unidos a protestar por el anuncio de la medida de Trump. 

Donald Trump firmó ayer  un decreto para prohibir la inmigración permanente a Estados Unidos frente al creciente desempleo provocado por la pandemia del coronavirus, que según la OMS perdurará por un “largo tiempo”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que pese a que la pandemia -que ha dejado más de 180.000 muertos en el mundo- se ha estabilizado o está en declive en Europa, hay “tendencias inquietantes” en Latinoamérica, África y Europa del Este.

Con 45.000 fallecidos, Estados Unidos es el país donde el virus se ha cobrado más vidas. Le siguen Italia (25.085 muertos), España (21.717), Francia (21.340) y Reino Unido (10.100).

Al menos 4.500 millones de personas, es decir el 58% de la población mundial, viven confinadas o obligadas a limitar sus movimientos.

La pandemia está provocando ya gravísimos daños económicos que el apoyo de gobiernos e instituciones multilaterales no consigue detener.

En Estados Unidos, donde 22 millones de personas han perdido sus trabajos en esta crisis, Trump anunció que va a suspender la inmigración legal permanente durante al menos dos meses, para proteger a la mano de obra local.

La medida no afectará a las visas de trabajo temporal, pero sí a las “green cards”, documento que da al beneficiario la residencia permanente.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) advirtió de la “peor crisis internacional desde la Segunda Guerra Mundial” en relación a la situación del trabajo.

La pandemia “podría doblar la tasa de desempleo europeo en los próximos meses”, apuntó la consultora estadounidense McKinsey.

También podría gustarte