Tres líderes sociales asesinados en el Cauca en las últimas 24 horas

460

Se agrava la crisis humanitaria en el departamento del Cauca tras el asesinato de tres líderes sociales o comunitarios en los municipios de Santander de Quilichao y El Tambo, como bien confirmaron organizaciones sociales, como Marcha Patriótica.

Ambas situaciones sucedieron este miércoles en la tarde y detrás de ellas están los grupos armados que ahora están en guerra: las disidencias de las Farc y el Ejército de Liberación Nacional, Eln, organizaciones armadas que se disputan amplios territorios de los municipios en mención.

En relación con lo sucedido en el municipio de Santander de Quilichao, integrantes de Marcha Patriótica explicaron que a eso de las 6:00 p.m. de ese día, en el sector de Lourdes, fue acribillado Hugo de Jesús Giraldo López, integrante de dicho colectivo político y de la Asociación de Trabajadores y Pequeños Productores Agropecuarios, Astcap, con sede en Buenos Aires, Cauca.

“Es preocupante que ni la cuarentena por la pandemia detenga a los violentos, primero fue el asesinato de Mario Chilhueso y ahora el amigo Hugo Giraldo, ambos reclamantes de tierras de Bueno Aires. De hecho, tras la muerte violenta del primero, se generó un alerta sobre el riesgo que existía sobre los demás líderes de la zona, como el caso de Hugo, pero primero llegaron los violentos que la protección por parte de las autoridades”, denunció un representante de Marcha Patriótica en el Cauca, solicitando mantenerse en el anonimato.

Personas que laboran en temas de Derechos Humanos en el norte del departamento indicaron que el representante social trabajaba activamente en el proceso adelantado por la Comisión Nacional de Juristas, CCJ, para acceder a los programas de restitución de tierras por parte de campesinos asentados en la zona rural de Buenos Aires, víctimas del conflicto armado.

Pero el caso de Hugo de Jesús Giraldo López, de 64 años de edad, no fue el único: dos jóvenes afrodescendientes que trabajaban al interior del consejo comunitario Afrorenacer, fueron baleados frente a la comunidad y familiares por sujetos armados que llegaron hasta el sitio donde se adelantaba una asamblea, en la cual se buscaba precisamente posibles salidas a la crisis humanitaria que se vive en el corregimiento de San Juan del Micay, zona rural de El Tambo, por la violencia.

Según la Red por la Vida y los Derechos Humanos del Cauca, las víctimas son Jesús Albeiro Riascos y Sabino Angulo, asesinados a pesar del clamor de los pobladores de respetarles la vida. Ambos eran oriundos de la vereda Santa Clara, ubicada en dicho corregimiento.

“La gente les rogó que no los mataran, que si era el caso ellos se iban de lugar, pero no, los asesinaron. Después de eso, los sujetos armados permanecieron en el lugar hasta la entrada la noche, causando terror entre la comunidad y los familiares de las víctimas. La situación es de alto riesgo porque son las bandas criminales las que están ejerciendo el poder en la zona”, denunció dicha organización social.

Hay que recordar que el pasado domingo, gracias a una labor humanitaria de la Defensoría del Pueblo apoyada por el Ejército, ocho personas de dicho consejo comunitario fueron sacadas del lugar tras ser amenazadas de muerte por dicho grupo armado. Hasta el momento, y según los integrantes de Afrorenacer, ya son más de cien personas que huyeron de la zona por las intimaciones.

Y es que desde el pasado viernes 17 de abril, hasta hoy, ya son cinco líderes sociales asesinados en diferentes puntos del Cauca, en medio de las medidas de aislamiento social decretadas por el gobierno o por la misma comunidad ante la llegada del Covid-19 a la región.

También se ha registrado el homicidio de campesinos, como el caso de la zona rural de Argelia, donde en las últimas horas, dos labriegos murieron baleados en las localidades rurales de El Plateado y El Sinaí.

“No podemos hablar con nadie, es mejor quedarnos en la casa para no quedar en medio de la confrontación de las disidencias y el Eln por el control de lo que se conoce el Cañón del Micay, el cual abarca parte de Argelia, El Tambo y López de Micay”, manifestó un comerciante de la zona rural de dicho municipio, ubicado al sur del departamento.

De igual forma, desde el norte del Cauca, las comunidades indígenas y negras denunciaron ataques armados a sus guardias, las cuales ejercen múltiples controles en los accesos viales a los resguardos, cabildos y territorios negros para contener el coronavirus.

Ahora, entonces, las comunidades afrodescendientes, campesinas e indígenas están a la expectativa sobre lo que puede acontecer en medio de dicho panorama hostil que asola al departamento.

POPAYÁN (Cauca)

También podría gustarte