Asesinado líder social de Calabazo

Un grupo armado irrumpió en el inmueble del dirigente social y bajo intimidaciones lo obligaron a salir hasta una pequeña trocha para cometer el homicidio.

La cuarentena no ha evitado el accionar de los sicarios que se mueven libremente en la ciudad de Santa Marta, causando más zozobra y temor en la comunidad.

Un líder cívico y activista de la vereda Calabazo, área rural del corregimiento de Guachaca, fue asesinado de dos impactos en la cabeza por desconocidos que se metieron en las últimas horas de este jueves hasta la finca en donde este se encontraba para ultimarlo.

IDENTIDAD DE LA VÍCTIMA

La víctima fue identificada como Alejandro Llinás Suárez, nacido en Medellín (Antioquia) hace 71 años, quien residía en jurisdicción de la Sierra Nevada de Santa Marta y venía denunciando una serie de irregularidades que había puesto en conocimiento del gobernador Carlos Caicedo, a través de la Secretaria del Interior, así como también había enviado copias a la alcaldesa de Santa Marta, Virna Johnson, en los meses de febrero y de abril.

Este es el tercer asesinato en menos de 24 horas en la capital del Magdalena, según el reporte de las autoridades policiales que aún no tienen indicios sobre los asesinos del líder, sin embargo las denuncias de la víctima sobre las amenazas que recibía por grupos al margen de la ley, investigan el origen del crimen.

Según información compilada con vecinos de esa vereda, ubicada a 21 kilómetros de la Troncal del Caribe, el crimen se produjo alrededor de las 11:00 de la noche del jueves, luego que sicarios armados irrumpieran el inmueble ‘Finca Pura Latina’ del dirigente social y bajo intimidaciones presuntamente lo obligaron a salir hasta una pequeña trocha para cometer el homicidio.

Se conoció que el hallazgo del cadáver se produjo alrededor de las 7:20 de la mañana de ayer por habitantes del sector que salieron de sus viviendas a realizar sus actividades diarias y fueron sorprendidos por la dantesca escena, por lo que dieron aviso a la estación de Policía Buritaca para que se apersonaran de la situación.

Tras llegar al lugar, los uniformados de la Policía Judicial hallaron el cuerpo sin vida en posición boca abajo y con manchas de sangre, producto de los dos impactos de bala que registraba a la altura de la cabeza, producidos por arma de fuego calibre 9 milímetros.

Horas más tarde, vecinos de la zona se aglomeraron sobre la vía que conecta a Santa Marta con La Guajira y bloqueó el paso vehicular. Las personas exigían ayudas humanitarias y mayor presencia de la Policía y del Ejército Nacional tras lo ocurrido.

Trascendió que, Llinás, un pensionado, excompañero del presidente Juan Manuel Santos en la Armada y miembro de una reconocida familia del interior del país, había llegado a la Sierra Nevada de Santa Marta hace siete años y compartía su residencia al parecer con una familia indígena que lo ayudaban en las labores de la finca.

Al ser notificados del homicidio, el personal del CTI de la Fiscalía Seccional Santa Marta, realizó la inspección técnica al cadáver, inspección al lugar de los hechos y labores de vecindario en el que se pudo establecer que la víctima residía solo en su vivienda. El cuerpo fue llevado hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de esta capital, a espera de practicarle la necropsia de rigor antes de ser entregado a sus familiares.

También podría gustarte