Abordar el tema de la pobreza desde la niñez

La directora general de Prosperidad Social, Susana Correa Borrero, informó que la entidad está liderando la construcción de la Estrategia para la superación de la pobreza en la niñez, en coordinación con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf).

“La Estrategia será un instrumento de política social que nos permita enfocar nuestros esfuerzos en las privaciones que más afectan a los niños, niñas y adolescentes, y proporcione nuevos elementos para la gestión de la inclusión productiva y la inclusión social de los hogares, en el marco de la Ruta para la Superación de la Pobreza”, expresó Correa.

También hizo énfasis en el compromiso de la entidad para promover la construcción de vínculos en las relaciones entre padres, madres, hijos y hermanos; y la garantía de los derechos de los niños y niñas, en el marco de la conmemoración del Día de la Niñez en Colombia.

“En coordinación con el Icbf y el Sistema Nacional de Bienestar Familiar diseñamos la ruta de trabajo para la implementación de la política desde la Mesa Técnica Nacional de Familias. Recordemos que la familia y los hogares son la principal unidad de atención de los programas del Sector de la Inclusión Social”, manifestó la directora.

En lo corrido de este año, con el programa Familias en Acción, el presupuesto para el primer pago superó los 700.000 millones de pesos, ayudando a mitigar con un pago extraordinario la crisis provocada por la pandemia de Covid-19.

Se estima que con el pago extraordinario realizado en marzo, el cubrimiento de beneficiados llegó a 4.411.566 niños y niñas en infancia y adolescencia. El objetivo principal del programa es garantizar la salud y la educación de estos menores.

Por su parte, los programas de Inclusión Productiva actualmente benefician a 67.223 hogares, en su mayoría de zonas rurales y víctimas de la violencia. Con estos programas la entidad ha logrado cobijar en 2020 a 7122 niños de primera infancia y 33.342 niños y niñas en infancia y adolescencia.

“Con nuestros programas trabajamos para que los hogares sean verdaderos corresponsables y garantes de derechos de los niños y las niñas, al generar capacidades y oportunidades para el desarrollo humano y el desarrollo local, construyendo encadenamientos productivos que permitan mejorar el acceso y la disponibilidad de alimentos nutritivos, a la par que estimulan el cultivo y la generación de ingresos”, concluyó Correa.

También podría gustarte