Se reactiva la construcción de más de 3 mil viviendas en Santa Marta

Con esta medida se permitirá garantizar el sustento 22 mil de trabajadores directos en la ciudad de Santa Marta, así como también se reactivará la cadena de valor del sector.

La Cámara Regional de la Construcción del Magdalena, Camacol Magdalena, considera responsable y oportuna la decisión del Gobierno Nacional de establecer un aislamiento colaborativo e inteligente en el que el sector de construcción de edificaciones retornará a sus actividades productivas a partir del 27 de abril, considerando la incidencia del sector en materia de empleo y aporte del PIB.

Con esta medida se permitirá garantizar el sustento de 1.6 millones de trabajadores directos a nivel nacional y 22.000 en la ciudad de Santa Marta, así como también se reactivará la cadena de valor del sector.

“Estamos comprometidos con implementar de forma estricta los protocolos en el desarrollo de las obras en Santa Marta a través de planes de aplicación del protocolo de seguridad/sanitario que cada obra cumplirá para proteger la salud de nuestros trabajadores y sus familias como lo dispone la circular conjunta 001 del Ministerio de Vivienda, Ministerio de Salud y Ministerio de Trabajo, lo que generará una reactivación segura de la economía, y además que alrededor de 22.000 personas vuelvan a sus labores”, afirmó Javier Quintero, gerente de Camacol Magdalena.

El dirigente gremial también aseguró que esta medida garantizará que las 3.085 unidades de vivienda que se encuentran en construcción sean entregadas a las familias y avanzar en la reducción del actual déficit que hoy en Magdalena asciende a 69%.

“Desde Presidencia Nacional de Camacol y Camacol Regional Magdalena se ha trabajado de manera activa y en conjunto con el Gobierno Nacional en elaboración de los protocolos para el sector, buscando la forma idónea para retornar a la actividad productiva en cumplimiento de todas las medidas de prevención y bioseguridad necesarias”, indicó Quintero

Además, señaló que se han liderado diversas acciones orientadas a brindar un acompañamiento a los empresarios del sector para retomar sus actividades de manera adecuada, haciendo pedagogía sobre los parámetros a seguir, las medidas que se deben adoptar y los cambios en sus procesos y actividades que permitan garantizar el aislamiento social.

LOS PROTOCOLOS DEL SECTOR CONSTRUCTOR

El protocolo tiene tres pilares: la prevención, la contención y mitigación. Todas las medidas se soportan en la correcta trazabilidad de la información de todos los actores intervinientes en obra (contratistas y cadena de suministro), el aislamiento social organizado al interior de las mismas y las medidas de protección y bioseguridad que hacen que una obra sea un lugar muy seguro.

Pero adicional, se va más allá, estableciendo medidas para el regreso a casa y el comportamiento de los trabajadores en sus entornos próximos para proteger también a sus familias. Es un protocolo integral que abarca todos los niveles y entornos de la operación.

Los empresarios del sector están totalmente comprometidos con la reactivación inteligente y responsable de la construcción de edificaciones en la ciudad de Santa Marta, teniendo como criterios fundamentales que solo se puede iniciar las obras de las empresas constructoras que hayan radicado e implementado los protocolos exigidos, el reinicio de las labores se realizará de forma paulatina, y se estipularan planes de turnos para evitar aglomeraciones de trabajadores, de esta manera se incentivarán medios alternativos de transporte como es el caso de rutas particulares para obras y el uso de la bicicleta.

“De esta manera desde el anuncio de reactivación del sector edificador, el gremio ha solicitado establecer un canal de articulación con la Alcaldía Distrital, para coordinar de manera oportuna los temas asociados al ámbito local que permitan que esta reactivación de la economía se realice de manera segura y eficiente”, precisó el gerente de Camacol regional Magdalena.

640 FAMILIAS BENEFICIADAS

Asimismo, en Camacol Magdalena se unieron esfuerzos por el bienestar de los trabajadores durante este periodo de aislamiento. Por eso, con el objetivo de ampliar el alcance de la iniciativa “Mercado que Construyen”, que busca garantizar la seguridad integral de quienes construyen nuestro país, se ha realizado una alianza de articulación de donaciones liderada desde el sector privado con el Comité Intergremial del Magdalena, para fortalecer la estrategia de red de suministro a los trabajadores cesantes y familias más vulnerables del departamento.

“Agradecemos a las empresas que se han sumado a esta iniciativa, vamos por buen camino y esperamos que más empresarios sigan construyendo con solidaridad en este momento de crisis, en donde debe florecer nuestro mejor aporte a la sociedad”, manifestó el gerente Camacol regional Magdalena.

A través de la Fundación para el Desarrollo Microempresarial del Magdalena, se han recaudado y operado de manera eficiente las donaciones en efectivo del sector privado para articular esfuerzos, por medio de la conformación de una amplia red de suministros de la cual hacen parte supermercados, distribuidores, y tiendas que facilitan la asignación georreferenciada de mercados, de acuerdo a la dirección del beneficiario para que las ayudas sean entregadas en el comercio más cercano a su domicilio.

Son 40 millones de pesos los que han sido aportados por las empresas que se han sumado al programa. Con estos recursos se ha logrado beneficiar a más de 640 familias de la ciudad de Santa Marta.

También podría gustarte