$ 50 millones de recompensa por los asesinos de líder social

1.446

Los investigadores están tras las pistas de los autores del crimen. Tienen como base las denuncias  que Alejandro Llinás, hizo sobre la presencia  de grupo armados al margen de la ley en la Sierra Nevada.

La muerte de Alejandro Llinás Suárez, líder social en Calabozo, zona rural de Santa Marta, ha generado una movilización masiva de las autoridades para esclarecer el homicidio del activista ocurrido el pasado jueves. Los móviles del crimen para los investigadores de la Policía y Fiscalía parecen ser claros: “asesinato sistemático con el fin de lograr intimidación en la población rural, cuyos objetivos van encaminados a la utilización de la tierra para fines delictivos y ocultamiento de la verdad”.

Según una fuente judicial, estos conceptos desarrollados por las autoridades alrededor del crimen del activista de 70 años, están sustentados en dos hipótesis: la primera, unas series de denuncias interpuestas por la víctima sobre un presunto cobro para ingresar a dichas tierras o parcelas en estas zonas rurales evidenciando el retorno de grupos armados ilegales.

La segunda, es una posible creación de un movimiento con varios líderes de la Sierra Nevada para enfrentar el retorno de grupos paramilitares, visibilizando esta problemática a la opinión pública y sobre la cual había denunciado a la Gobernación y Alcaldía, al parecer, esto se conoció cinco días antes del atentado.

“Las investigaciones adelantadas por Alejandro Llinás, habría desatado una guerra entre los grupos armados que se encuentran establecidos en la Sierra Nevada, produciendo que alguno de los cabecillas haya pedido la muerte del líder social, pues de la manera en cómo se registró el crimen esto no se trataría de delincuencia común como algunas personas han dicho, esto es de algún grupo al margen de la ley” explicó la fuente judicial a este medio.

Se pudo conocer que el domingo 19 de abril Llinás contactó a otros líderes de la Sierra Nevada y les contó que había enviado una nueva carta a Caicedo, con copia a la alcaldesa de Santa Marta, Virna Johnson, y que nuevamente se habían reactivado las llamadas intimidadoras. “Se la envié al gobernador y no se la entregaron, la filtraron a la Policía y me han llamado de varias dependencias pidiéndome información y nombres. Me siento vulnerado y un poco atemorizado. Me gustaría entregársela a la autoridad civil”.

CONSEJO DE SEGURIDAD

Luego del Consejo de Seguridad liderado por el gobernador Carlos Caicedo, donde se evaluó la situación para los líderes sociales del Magdalena, se concluyó que en los próximos días la creación de un nuevo Consejo Departamental de Seguridad presidido por el Presidente de la República para tomar medidas que conduzcan a la implementación de un plan de acción para la erradicación de los grupos armados organizados, herederos del paramilitarismo, en la Sierra Nevada y en los Parques Naturales del Magdalena, que atentan contra la vida de líderes, lideresas defensores y defensoras de derechos humanos.

Otras de las conclusiones emitidas en la reunión es lograr que el grupo de ‘narcoparamilitar’ de los ‘Los Pachencas’ sea recategorizado como un grupo armado organizado para su persecución integral, afirmó el gobernador Caicedo.

RECOMPENSA POR INFORMACIÓN

De igual forma las autoridades acordaron ofrecer la suma de $50 millones, a quien dé información importante sobre el paradero de los asesinos del líder comunitario, además, se intensificarán las labores de inteligencia e investigación colocando como punto inicial el aérea de Guachaca y todas sus veredas, teniendo en cuenta que el homicidio ocurrió en la parte alta de Calabazo.

Al tiempo se anunció que se estarán repartiendo más de 20 mil volantes en toda Santa Marta y sectores rurales con la denominada puerta a puerta y perifoneos tanto por vía terrestre y aérea, con el fin de que toda la ciudadanía los conozca y ayude a capturarlos.

La Policía indicó que los criminales fueron incluidos en el cartel de los más buscados en Santa Marta.

También podría gustarte