Denuncian ´rumbas´ y fiestas clandestinas

Numerosas personas fueron vistas en una rumba clandestina en el sector de San Martín.

Las autoridades reportaron que durante la noche del sábado se impusieron 92 comparendos a personas que violaron el confinamiento.

Tal parece que una multa económica que bordea el millón de pesos no es lo bastante temeraria para que los samarios cumplan con el decreto de confinamiento preventivo obligatorio. Como ejemplo de ello, durante el fin de semana se han incrementado las denuncias de fiestas, peleas y consumo de estupefacientes en fiestas clandestinas en diferentes sectores de la ciudad.

Una de estas rumbas secretas se conoció en el sector de San Martín, donde a través de un video divulgado en redes sociales, se observa como la presencia masiva de personas en una calle del mencionado barrio disfrutas sin reparo alguno y ante la actual crisis sanitaria, de música a todo volumen y consumo de alcohol; violando así la cuarentena.

La rumba clandestina la cual, al parecer, se presentaron varias riñas fue tildado por varios ciudadanos que denunciaron el hecho como  “una clara violación a los protocolos sanitarios los cuales son promovido por las autoridades para la prevención y contención del Coronavirus en la ciudad”.

Así mismo, las autoridades reportan que durante la noche del sábado se impusieron 92 comparendos a personas que violaron el confinamiento, cifra que aumentó teniendo en cuenta el fin de semana pasado donde la Policía colocó un total de 68 infracciones de tipo económicas a personas que salieron de sus viviendas sin tener razón alguna.

Otros casos se reportaron en sectores como El Pando, Taganga y Gaira, donde los moradores han denunciado que algunos vecinos inconscientemente realizan ‘parrandas’ donde incluso pueden llegar a congregar alrededor de 30 personas, generando un foco de propagación para el Coronavirus.

Hasta el cierre de esta edición tratamos de contactar a la Policía Metropolitana para conocer los diferentes operativos sobre estos actos en específicos, sin embargo, no existió un pronunciamiento oficial.

También podría gustarte