Encima de un árbol recibe clase virtual

242

Esta cuarentena le ha servido a Tomás para confirmar que no existen barreras invencibles cuando las ganas de aprender y salir adelante te motivan.

En esta época de aislamiento obligatorio donde los colegios y universidades están cerrados para evitar la propagación del coronavirus, un estudiante de ingeniería se las ingenia para poder recibir sus clases de manera virtual y poder así ganar su semestre.

El caso se presentó en el corregimiento de San Basilio, municipio de El Piñón donde el joven Tomás Gutiérrez Orozco de 18 años, tiene que hacer todo tipo de ´maravillas’, una de ellas es que para poder coger la señal de su celular se sube en lo más alto de un árbol para cumplir con sus compromisos universitarios.

Según lo manifestado por algunos familiares y amigos cercanos el tema de la falta de señal no ha sido un impedimento para que Tomás entregue sus tareas a tiempo; su prima le facilita el celular y algunos docentes el computador, sin embargo, no siempre es así por lo que algunos trabajos los tiene atrasados.

A pesar de esto no se deja derrumbar y cada vez que le facilitan una herramienta tecnológica adelanta todo lo que puede con el fin de cumplir con sus obligaciones. Fue precisamente un profesor quien se percató de las dificultades que estaba teniendo su estudiante.

“Estábamos en una clase virtual de expresión oral por la plataforma Microsoft Teams y uno de mis estudiantes se movía mucho en la cámara, cuando le tocó su participación en el foro, le pregunté qué le pasaba y me contó que estaba “trepado” en un árbol de su patio con el celular prestado de una prima y que le tocaba hacerlo para poder tener señal”, contó Uvaldo Mercado, quien compartió la historia a través de la red social Facebook.

Agregó en su publicación que “Tomás es un héroe en esta adversidad y lo felicito por querer seguir adelante en este aprendizaje virtual. Estoy tocando puertas en Bienestar Universitario para tratar de entregarle un beneficio”, dijo.

 Este actuar del joven estudiante debe servir de ejemplo para miles de estudiantes que, a pesar de tener todas las herramientas necesarias para una clase virtual, no aprovechan el tiempo y malgastan el dinero y pierden su semestre académico.

Se espera que la universidad vea el buen gesto del estudiante y le facilite las herramientas necesarias que le permitan poder sacar adelante su semestre a pesar de las dificultades por las que están pasando.

 Así como Tomás hay muchos jóvenes que no cuentan con lo necesario en sus corregimientos o veredas y debido al aislamiento obligatorio no pueden asistir a sus universidades donde cuentan con todo lo necesario para estudiar; es por esta razón que se debe motivar a todos aquellos que a pesar de las dificultades se las ingenian para salir adelante.

También podría gustarte