Gobernador del Magdalena urge medidas para combatir la criminalidad paramilitar

El gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo, rechazó y condenó el nuevo asesinato de un líder social en el departamento. Se trata de Alejandro Llinas quien según el mandatario se sumó a los 56 líderes asesinados en su territorio durante este año.

“Expresamos nuestras condolencias a los familiares del líder asesinado, a sus compañeros de liderazgo social y a la comunidad que pierde un líder que durante años trabajo por la reivindicación de sus derechos”, señaló el mandatario departamental.

Caicedo sacó a colación el asesinato de los dos ambientalistas, Natalia Jiménez y Rodrigo Monsalve, ocurrido en diciembre pasado, en donde señaló que a raíz de ello presentó al gobierno nacional un decálogo de propuestas para desmantelar los grupos paramilitares que hacen presencia en el Magdalena, proponiendo, entre otras, la reactivación de la Operación Troya-Tayrona y la reclasificación de grupos criminales que operan en el Magdalena para que se les de verdadero carácter que tienen.

“En nuestro sentir, todo indica que no se trata de simples Grupos de Delincuencia Organizada, en nuestro territorio operan grupos paramilitares y a estos no se les combate con medidas policiales de orden público”, expresó.

Caicedo ha insistido en el desmantelamiento de los grupos paramilitares y en la protección oportuna y eficaz de los líderes sociales, hecho que quedo evidenciado en el Consejo Departamental de Seguridad que con la participación de más de 300 personas de todos los sectores del departamento se realizó el pasado 15 de febrero.

“Solicitamos respetuosamente a la Fiscalía General de la Nación fortalecer sus investigaciones en la lucha contra la impunidad en estos crímenes, no es posible que las víctimas sigan clamando resultados ante los ojos de una justica indolente que ni cojea ni llega”, aseguró.

A raíz de las manifestaciones de violencia el mandatario llevó a cabo un Consejo de Seguridad para analizar la situación de seguridad y convivencia, y tomar decisiones radicales y pedir la intervención directa del Presidente de la República.

En el consejo de seguridad Caicedo presentó siete supuestas encaminadas a lograr que el grupo de narco-paramilitar de los ‘Pachencas’ sea recategorizado como un Grupo Armado Organizado para su persecución integral, del mismo modo fomentar la creación de un Programa Integral de Seguridad y Protección para las Comunidades y Organizaciones, así como generar la inclusión en el Plan Integral de Seguridad y Convivencia Ciudadana de medidas políticas y materiales de protección para el liderazgo social.

Del mismo modo, expresó que requiere la constitución de un grupo de trabajo que se encargue de adelantar el proceso de concertación de una Política Publica de Garantías para la labor de los líderes con énfasis en prevención y la creación de la Mesa Especial Nacional de Seguimiento a la Sierra (MENSS), que propenda por la coordinación efectiva para la protección del territorio en materia ambiental y de seguridad.

Igualmente, el mandatario expuso que se debe llevar a cabo la audiencia territorial de la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad que se encuentra aprobada y la realización en los próximos días de un Consejo Departamental de Seguridad presidido por el presidente de la República para tomar medidas que conduzcan a la implementación de un Plan de Acción para la erradicación de los Grupos Armados Organizados, herederos del paramilitarismo, en la Sierra Nevada y en los Parques Naturales del Magdalena, que atentan contra la vida de líderes lideresas defensores y defensoras de derechos humanos.

BOGOTÁ (Colprensa)

También podría gustarte