Paciente con epilepsia por poco muere en las puertas de Medimás

285

En una silla y durante varias horas permaneció convulsionando y vomitando, Juan Camilo Redondo.

 

El centro de atención médica de la EPS Medimás ubicado en la Avenida del Libertador, no cuenta con camilleros, ni sillas de ruedas y ningún tipo de primeros auxilios para las emergencias.

 

 

Nuevamente la mala prestación del servicio de la EPS Medimás quedó evidenciada, al momento que Juan Camilo Redondo, un joven con problemas de epilepsia, permaneció horas convulsionando a las afueras de ese centro asistencial sin ser atendido.

La urgencia del centro médico no contaba con personal para brindar la atención primaria al afiliado a esa EPS, por lo que en el peor de los casos, pudo haber muerto a las afueras de la clínica.

Momentos de angustia fueron los que vivieron, los usuarios del servicio de salud y vendedores estacionarios que laboran frente a la antigua clínica Saludcoop, la cual hoy presta el servicio para la EPS Medimás; luego que como es costumbre en el servicio médico que presta esta entidad, a un joven se le fuera negada la atención primaria.

 

Sander Renas, hermano de Juan Camilo Redondo, se mostró por horas desesperado pidiendo ayuda a las afueras de la EPS Medimás.

 

Juan Camilo Redondo, quien fue trasladado desde el sector del 17 de Diciembre, en un taxi acompañado por su hermano Sander Renas, luego de sufrir convulsiones, producto de una epilepsia que sufre desde pequeño; permaneció por horas sentado en una silla frente a la mencionada clínica sin recibir atención primaria del personal médico de esa institución.

Según uno de los familiares de Juan Camilo, la falta de una camilla, una silla de ruedas incluso un personal acto para cargarlo y llevarlo hasta la zona de urgencias, fueron las excusas presentadas por el equipo de urgencias del centro asistencial.

“Duramos más de una hora con mi hermano sentado en una silla plástica en la calle, vomitando y convulsionando y en la clínica no nos daban respuesta para ingresarlo, ni mucho menos prestarle algún tipo de primeros auxilios”,  explicó Sander Renas, pariente del joven enfermo.

 

Dairo José Galeso, el taxista que trasladó al joven enfermo, mientras esperaba la atención por parte del personal de urgencias.

 

Dairo José Galeso, el taxista que trasladó al joven enfermo desde el barrio 17 de Diciembre, relató que en varias ocasiones, los enfermos pueden sufrir un calvario para ser atendidos en este centro asistencial, “esta es una de las peores EPS que hay en esta ciudad, este joven se podía morir en la puerta que a esa gente no le duele nada”. 

Así como el familiar del enfermo y el taxista, varios ciudadanos testigos del ataque de epilepsia sufrido por el joven mostraron su indignación por la actitud de los trabajadores de Medimás, quienes indolentes, no mostraron ningún tipo de atención al paciente, quien tuvo que ser ingresado casi que alzado a los hombros por un particular. 

Al final, según su hermano, el joven Juan Camilo fue atendido al ingresar a la clínica varios minutos después al ver su desespero y de vomitar de manera repetitiva en los pacillos de la clínica.

 

También podría gustarte