Los gatos pueden contagiarse de Covid-19, pero no lo pueden transmitir

Un informe del programa de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Fundación Universitaria San Martín (FUSM) evidencia que los humanos con Covid–19 sí pueden transmitir el virus a los felinos.

Según la evidencia científica, recogida por Patricia López, directora del programa de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la FUSM sede Cali, y Liliana Góngora, directora de la Clínica de Pequeños Animales de la Universidad, ensayos de laboratorio con gatos demostraron que los gatos se contagian de esta enfermedad a través de microgotas, mientras que los perros mostraron baja susceptibilidad a la infección; y los cerdos, patos y pollos ninguna.

Esta evidencia también se confirma con investigaciones recientes hechas en Wuhan (China), en las que se evaluó la proporción de animales positivos con SARS-CoV-2 en una población de 102 gatos después del brote de Covid–19 en esa ciudad, obteniendo 15 casos positivos con el virus (15%).

En la investigación fueron tenidos en cuenta hallazgos de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), el Instituto de Investigación Veterinaria de Harbin (China), los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y los laboratorios de los Servicios Nacionales de Veterinaria del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

“Si bien esto es una evidencia, es importante hacer más investigaciones para estudiar otras variables, como por ejemplo, si los gatos vivían en casas de pacientes infectados, si tenían enfermedades de base o si fueron contagiados en la calle”, explicaron.

A este estudio, se suma un informe del Instituto de Investigación Veterinaria de Harbin (China), que luego de inyectar el virus a varias especies de animales, descubrieron que en hurones y gatos este se replicó de manera eficiente.

Hasta la fecha, no hay casos confirmados de transmisión del virus de estos animales hacía los humanos. Tampoco hay pruebas de contagio de un felino a otro, pero según el informe es recomendable mantener medidas preventivas como: aislar a los gatos positivos por el virus de otros que estén sanos.

Según las expertas, es importante tener otras medidas generales con los gatos, como lavarse las manos frecuentemente, mantenerlos limpios con toallas húmedas que cuentan con un desinfectante llamado clorhexidina, no compartir alimentos y establecer medidas preventivas contra pulgas, garrapatas y parásitos intestinales.

“A las personas positivas por Covid–19, que en el momento no tienen quien cuide su gato, se les recomienda usar permanentemente tapabocas, evitar el contacto físico directo con el animal y cambiar frecuentemente su arena. También se deben desinfectar todos los utensilios, como platos, collar, juguetes y demás”, aclararon.

Ambas especialistas hacen un llamado de atención a la ciudadanía para que entiendan que los gatos no pueden contagiar el virus a los humanos. Al contrario invitan a sus dueños a tener todas las precauciones para protegerlos y evitar que se contagien de Covid–19. Al mismo tiempo, advierten sobre la importancia de que sean responsables con su cuidado.

Igualmente, señalan que, pese al riesgo que tienen de infectarse, esto jamás justificará su abandono o dejarlos con personas desconocidas que no los cuiden bien.

El informe señala que, aunque hasta ahora se conocen unos casos aislados y de una evidencia limitada, persiste una preocupación por el hallazgo de algunos animales por Covid–19.  “Se trata de dos perros, tres gatos y una tigresa, que contrajeron la enfermedad recientemente”, comentaron López y Góngora.

Los dos primeros se conocieron en Hong Kong (China). Uno, se trató de un perro de raza pomerania, que inicialmente entró en cuarentena el pasado 26 de febrero, cuando se descubrió que su dueña dio positivo por Covid–19. El 12 de marzo el animal salió del aislamiento y fue devuelto a su hogar, luego que se le hiciera una prueba de control que resultó negativa. Posteriormente, el 16 del mismo mes, el canino falleció y según su propietaria su muerte se debió a una enfermedad crónica, sin embargo el Gobierno de Hong Kong explicó que su deceso se relacionó como un caso de Covid–19 con respuesta débil positiva al test.

Al tiempo, otro perro de raza pastor alemán, también en Hong Kong, entró en confinamiento y finalmente dio positivo por SARS-CoV-2. El animal se está recuperando.

El 31 de marzo se confirmó un tercer caso positivo de un gato, igualmente en esta ciudad. El felino entró en cuarentena, luego que su dueño fuera hospitalizado por coronavirus; se le realizó una segunda prueba de control la cual resultó positivo, prologando su periodo de aislamiento. Aún permanece en estudio y está bajo vigilancia veterinaria.

El pasado 27 de marzo en Bélgica se conoció el primer caso en ese país de un gato contagiado por el virus que vivía con una persona infectada y que presentó los síntomas propios de la enfermedad.

En Estados unidos, se confirmó el contagio a finales de marzo de Nadia, la tigresa malaya del zoológico del Bronx en Nueva York. Se cree que el animal adquirió el virus a través de un cuidador del recinto, que aún no había presentado síntomas. El 22 de abril en la misma ciudad dos gatos dieron positivo en las pruebas de Covid–19 y se convirtieron en los primeros casos de mascotas detectados en ese país.

Ambos felinos presentaron problemas respiratorios leves, pero se espera que se recuperen pronto. Se confirmó que el contagio del primer gato se dio a raíz del contacto con su dueño que tiene Covid–19; y el segundo, aparentemente, contrajo la enfermedad en la calle o por medio del transporte del virus en la ropa de sus dueños.

Bogotá (Colprensa)

También podría gustarte