Francia reabrirá comercios el 11 de mayo y exigirá uso de mascarillas

278

El desconfinamiento se llevará a cabo de forma “progresiva” para “evitar una segunda ola de contagios”, añadió el premier francés, después de que se constatara una caída desde hace dos semanas del número de pacientes graves.          

Francia, uno de los países más golpeados por el coronavirus, reveló este martes un plan progresivo de desconfinamiento, que incluirá la reapertura a partir del 11 de mayo de comercios, excepto los restaurantes y cafés, y el uso obligatorio de mascarillas en los transportes públicos.

“Tendremos que vivir con el virus”, dijo el primer ministro, Edouard Philippe, durante un discurso en el parlamento en el que detalló el plan de acción del gobierno para salir gradualmente del confinamiento impuesto a los 67 millones de franceses desde hace seis semanas por la pandemia de COVID-19.

El desconfinamiento se llevará a cabo de forma “progresiva” para “evitar una segunda ola de contagios”, añadió el premier francés, después de que se constatara una caída desde hace dos semanas del número de pacientes graves.

Desde esa fecha, decretada por el presidente Emmanuel Macron, los franceses podrán volver a “circular libremente” sin el salvoconducto actualmente obligatorio para poder salir a las calles, siempre y cuando se mantengan a menos de 100 kilómetros del domicilio.

La economía, que se derrumbó en el primer trimestre del año, recobrará algo de fuerza con la apertura prevista en dos semanas de todos los comercios, excepto los cafés y restaurantes, para los cuales se tomará una decisión a finales de mayo.

Los niños de hasta 11 años podrán regresar a las escuelas de forma “progresiva” y “voluntaria” para que los padres puedan retomar sus trabajos. Las universidades, en cambio, seguirán cerradas hasta septiembre.

Los grandes museos franceses, conocidos en todo el mundo, permanecerán cerrados, al igual que los teatros, cines y salas de espectáculos.

PARÍS AFP

También podría gustarte