200 trabajadores del gremio de Transporte Especial piden ayudas

En temas financieros el gremio exhorta a la Alcaldía de Santa Marta a que se analice el congelamiento de las obligaciones financieras y el pago de servicios públicos básicos por un periodo inicial de 120 días.

Desesperados aseguran sentirse los trabajadores que integran el gremio de Transporte Especial de la ciudad de Santa Marta, luego de que por más de un mes tanto la administración departamental como local no reconociera para ellos ningún tipo de apoyo con el que pudieran subsistir tras la cuarentena

De acuerdo con Carlos Anaya, vocero del gremio de transportadores servicios especiales de Santa Marta, son más de 200 los trabajadores y familias que hoy se encuentran afectados con la coyuntura del Covid-19 y que no han visto por parte de gobierno ningún tipo de ayuda.

“Para nadie es un secreto lo que nos está sucediendo con la aparición del Covid-19, uno de los gremios más afectados en Colombia es precisamente el nuestro, ya que nuestra actividad se paró mucho antes de que se iniciará a las cuarentenas, nuestra actividad básicamente cesó en febrero cuando nos cerraron el Parque Tayrona”, indicó Anaya.

Cabe resaltar que el Parque Nacional Natural Tayrona cerró sus puertas al público durante todo el mes de febrero, esto para garantizar el descanso de los ecosistemas y generar espacios para la realización de los trabajos culturales de los cuatro pueblos Indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta, no obstante, no hay que desconocer que la medida afectó en gran medida a los operadores del turismo, entre ellos a los trasportadores especiales, quienes duraron un mes sin poder laborar hasta este lugar turístico de la ciudad.

“Todas estas coyunturas que han pasado nos han afectado, porque nuestros medio de sustento es el turismo y durante este año ya no vamos a volver a retomar nuestra actividad, entonces ¿qué hacemos?, nuestro grupo está representando más o menos el 70% de todo el transporte especial de Santa Marta y estamos hablando de 200 personas”, afirmó el vocero del gremio.

EL PEDIDO DE AUXILIO

Entre las peticiones que el gremio le hace tanto a la alcaldesa Virna Johnson como al gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo, es la priorización en la entrega de mercados solidarios o ayudas económicas que les permitan subsistir durante estos días de cuarentena obligatoria.

Del mismo modo, los trabajadores solicitan la creación de una mesa trabajo en conjunto con la Gobernación, la Alcaldía y la Policía Metropolitana, con el fin de crear políticas que les permitan obtener un mínimo vital para el sostenimiento de sus familias.

En temas financieros el gremio exhorta a la Alcaldía de Santa Marta a que se analice el congelamiento de las obligaciones financieras y el pago de servicios públicos básicos por un periodo inicial de 120 días.

“Por parte de nuestro gremio queremos que nos den línea de créditos con Bancoldex y aplazamientos de lo que ya tenemos algunas deudas, que nos ayude el gobierno central con todo este tipo de situaciones que nos aquejan y que nos van a dejar en un estado de vulnerabilidad tremendo porque no estamos produciendo”, pidió Anaya.

Asimismo, frente a lo anterior precisó que, “nosotros con la alcaldía no queremos estar armando problemas ni nada que se le parezca, lo que queremos es que tanto el gobierno distrital como el gobierno central fija sus ojos en nuestra situación, en nuestro gremio, que le aporta tremendamente al país en impuestos y nadie mira hacia acá”, concluyó Carlos Anaya, voceros del gremio de transportadores servicios especiales de Santa Marta.

También podría gustarte