Supersalud dio a conocer ruta de atención para víctimas de ataques con ácido

323

La Superintendencia Nacional de Salud reveló la nueva ruta de atención integral para las víctimas de ataques con ácido o alguna sustancia similar que deberán implementar las Entidades Prestadores de Salud (EPS) y las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS), a partir de ahora.

Con la expedición de la Circular 008 de 2017, se busca garantizar atención oportuna, eficaz, continuada, segura y gratuita para las víctimas de este tipo de ataques en todo el territorio nacional a través de las diferentes fuentes de atención en salud.

Al lanzamiento de la ruta asistió Natalia Ponce de León, víctima de este flagelo y gestora de la ley que lleva su mismo nombre, quien respaldó la medida. “Es una circular realmente muy completa y como tiene que ser. Abarca un servicio inmediato, gratuito e integral y por eso quiero agradecer a la Superintendencia”, dijo Ponce de León.

La impulsora de la ley que protege a las mujeres víctimas de estos ataques afirmó que con el apoyo del ente regulador, la fundación que lleva su mismo nombre, ha logrado atender a catorce mujeres que sufrieron ataques con ácido, de forma oportuna.

De acuerdo al superintendente Nacional de Salud (e), Luis Fernando Cruz Araujo, las instrucciones buscan que este tipo de pacientes tenga atención adecuada, teniendo en cuenta que las primeras horas de un ataque con ácido o sustancias similares es un factor fundamental para mitigar el daño físico y mental de las víctimas.

“Estamos reforzando las labores de vigilancia y control en las EPS e IPS. Lo que queremos es socializar con ellas y comunicarles cuáles son sus deberes con las personas que sufren este tipo de ataques para que no hay ningún tipo de dificultades en términos de acceso”, dijo Cruz.

De acuerdo con el Superintendente, quienes no cumplan con el protocolo de atención serán investigados por la entidad y posteriormente, de acuerdo con lo que arroje la investigación, podrían ser sancionados. “Queremos enviar un mensaje concreto y claro en cuanto a la gratuidad de la atención, tratamiento y tecnología para este tipo de casos”, indicó e funcionario.

De acuerdo a los registros de la Fundación Natalia Ponce de León, el año pasado 36 mujeres fueron atacadas con ácido y en lo corrido del 2017 van 40. Sin embargo, Ponce de León manifestó que es difícil calcular la cantidad de víctimas en cifras porque siguen ingresando al sistema como agresiones personales.

La ruta integral de atención se concentra en varios  puntos básicos. Uno de ellos, considerado como fundamental, es la prestación de servicios de salud de urgencias. En esta etapa, según la circular, las personas afectadas por este flagelo, deben recibir atención prioritaria y sin ningún costo (copago o cuotas moderadoras). Tampoco se les debe exigir aurtenticación de documentos.

Otro de los puntos claves está relacionado con la prestación de los servicios y el apoyo tecnológico que necesitan los pacientes. En este aspecto, se les debe garantizar apoyo psicosocial, estético y de cualquier especialista que requieran las víctimas, durante el tiempo que sea necesario.

También debe existir un reporte a las autoridades  competentes, incluyendo seguimiento de los casos y tratamientos.

Natalia Ponce envió un mensaje para que las mujeres no tengan miedo. “Yo estoy más viva que nunca. Soy una mujer feliz y por eso invito a las mujeres a que no se callen. Hay señales de violencia sobre las que se deben pedir ayuda. No permitan que nos llamen víctimas, no merecemos ser violentadas. Sean fuertes, ámense por encima de todo”, concluyó Ponce de León. Bogotá Colprensa.

También podría gustarte