´La Alcaldía nos tiene olvidados, no nos ha dado plan de ayudas´

898

Desesperados y con hambre aseguran sentirse los trabajadores que integran el gremio de Transporte del Servicio Escolar de Santa Marta, luego de que por más de un mes tanto la administración departamental como local no reconociera para ellos ningún tipo de apoyo con el que pudieran subsistir tras las medidas decretadas para la prevención del Covid-19 y que han impedido de igual forma que pueda llevar el sustento a sus hogares.

De acuerdo con José  Pérez, voceros del gremio de transportadores servicios Escolares de Santa Marta, son más de 150 los trabajadores y familias que hoy se encuentran afectados con la coyuntura del Covid-19 y que no han visto por parte de gobierno ningún tipo de ayuda.

“Nosotros no hemos sido apoyados por nadie, por eso hace un llamado contundente pero respetuoso a las diferentes autoridades del gobierno Distrital, departamental y nacional, para que miren con urgencia a los transportadores escolares de Santa Marta, que hasta la fecha no hemos sido tenido en cuenta, ni hemos sido incluidos en los diferentes planes de ayuda para mitigar la situación económica que estamos atravesando, por causa de la pandemia del Covid-19”, indicó Pérez.

Cabe recordar que el gremio se encuentra paralizado desde el pasado 13 de marzo, cuando se ordenó el cierre total de los colegios no solo en Santa Marta, sino a nivel mundial.

“Desde esa fecha la totalidad de este parque automotor se encuentra inactivo, sin percibir ninguna clase de ingresos, tanto para los propietarios, como para los conductores y auxiliares de ruta, donde se encuentran madres cabeza de familia. Por la gravedad de esta pandemia y siendo realistas no vemos con buenos ojos que las aperturas de los colegios sea pronto”, dijo el representante de los transportadores escolares de Santa Marta.

Indicó además que, sin una ayuda por parte del gobierno y sin una opción para laboral, a los más de 150 personas adscritas al gremio los consumen los diferentes compromisos y obligaciones que no se hacen esperar, como el alimento diario de sus familias, el pago de arriendo, pago de servicios públicos, gastos operacionales de los vehículos y deudas bancarias.

“Por lo tanto solicitamos al gobierno distrital, departamental y nacional, ayudas para mitigar nuestra difícil situación, incluirnos en planes que beneficien a nuestro gremio a corto, mediano y largo plazo”, expresó Pérez.

EL PEDIDO DE AUXILIO

Entre las peticiones que el gremio le hace tanto a la alcaldesa Virna Johnson como al gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo, es la priorización en la entrega de mercados solidarios o ayudas económicas que les permitan subsistir durante estos días de cuarentena obligatoria.

Del mismo modo, los trabajadores solicitan la creación de una mesa trabajo en conjunto con la Gobernación, la Alcaldía y la Policía Metropolitana, con el fin de crear políticas que les permitan obtener soluciones para el sostenimiento de sus familias.

En temas financieros el gremio exhorta a la Alcaldía de Santa Marta a que se analice el congelamiento de las obligaciones financieras y el pago de servicios públicos básicos por un periodo inicial de 6 meses.

También podría gustarte