Se acelera el desconfinamiento

192

Empezando por Italia, el país más castigado del continente, con casi 29.079 muertos, cuyos habitantes pueden salir, según un programa de desconfinamiento que varía según la región. 

Europa, con Italia a la cabeza, siguió este lunes levantando parte de las restricciones que impuso para frenar la propagación del coronavirus, que ha matado a casi 250.000 personas en el mundo, y que ha hecho que la UE recaude más de 7.400 millones de euros para buscar una vacuna.

En muchos países, las peluquerías han sido los lugares más frecuentados ayer tras su apertura después de casi dos meses cerradas.

En Bruselas una campaña planetaria para recaudar fondos organizada por la Unión Europea logró 7.400 millones de euros (unos 8.000 millones de dólares) para financiar la investigación de una vacuna.

Organizadora de esta conferencia de donantes, que ha recibido el apoyo de los principales dirigentes europeos, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, aseguró que una vacuna “es nuestra mejor oportunidad colectiva de vencer el virus”. “Tenemos que desarrollarla, producirla y extenderla por todos los rincones del mundo a precios asequibles”, afirmó.

Estados Unidos, que boicoteó la conferencia, tiene ya casi 70.000 fallecidos. “Mi estimación personal es que llegaremos a los 100.000 muertos a principios de junio”, dijo a la AFP Nicholas Reich, profesor de bioestadística de la universidad de Massachusetts.

Pese a ese balance trágicos, más de 35 de los 50 estados de Estados Unidos aligeran las medidas de restricción para relanzar la economía.

La pandemia ha causado más de 249.372 fallecidos en todo el mundo desde que apareció en China en diciembre, 145.022 de ellos en Europa.

Extremando las precauciones, una quincena de países europeos comenzaron el lunes a aliviar las medidas de confinamiento, impuestas desde hacía semanas.

Empezando por Italia, el país más castigado del continente, con casi 29.079 muertos, cuyos habitantes pueden salir, según un programa de desconfinamiento que varía según la región.

En Roma, Stefano Milano, de 40 años, no escondió su “alegría” por haber recobrado al libertad, pero también reconoció que tiene “miedo” a que una segunda ola afecte a sus padres, ancianos.

“La emergencia no ha terminado”, recalcó la ministra de Interior italiana, Luciana Lamorgese.

En España (25.428 muertos), los ciudadanos empezaron a descubrir el sábado la felicidad de volver a la calle. En Barcelona Conchi Navarro, una peluquera de 56 años, abrió este lunes sus puertas y atendía a clientes deseosos de arreglarse sus alborotadas melenas.

Atenas salió del letargo, y al igual que en otros países, con una avalancha a las peluquerías. “Necesitaba salir, reanudar la vida social, y recortarme la barba para no parecer a un oso”, bromea Alexis Protoppapas.

En Austria, pionera en la materia, los alumnos de último grado de secundaria volvieron a las aulas, como también lo hicieron los de algunos Estados de Alemania.

También podría gustarte