Celebrada procesión  en honor a la Virgen del Retablo

360

El recorrido se llevó a cabo sin tener en cuenta la medida de aislamiento obligatorio decretada por el gobierno nacional para prevenir el coronavirus.

A pesar de las medidas adoptadas por el gobierno nacional y departamental para evitar la propagación del coronavirus en todo el territorio colombiano que hasta la fecha ha cobrado la vida de 358 personas; la gente ha hecho caso omiso y anda con sus actividades normales como si nada pasara.

Una de las poblaciones que se pasa por ‘La faja’ la medida de aislamiento obligatorio es el municipio de  Pijiño del Carmen, donde se organizó una procesión en la cual  estuvo presente la iglesia, la policía y hasta una papayera, las cuales haciendo honor a la virgen del Retablo, violaron la cuarentena y de calle en calle acompañaron a su patrona.

La comunidad pijiñera poco o nada le importo contagiarse por coronavirus, y uno a uno fue saliendo de su casa para ver la caravana de carros que acompañaba la imagen religiosa, Lo que más llamó la atención es que la procesión vehicular iba liderada por un vehículo en el que se transportaba a un sacerdote que impartía la bendición, seguido de un carro con la banda que amenizaba con música, otros autos y para cerrar una patrulla de la policía, quienes se suponen que deben hacer cumplir la medida de aislamiento preventivo.

Que dice la alcaldía

Ante esta situación HOY DIARIO DEL MAGDALENA intentó comunicarse con el alcalde municipal Carlos Alfonso Machado para que explicara por qué se llevó a cabo esta actividad que está prohibida en estos momentos,  pero hasta el cierre de esta edición  no fue posible.

ACTO DE IRRESPONSABILIDAD

De otra parte algunos pijiñeros que si acatan la norma de aislamiento, aseguran que esto es un acto de irresponsabilidad y no se explican cómo las autoridades municipales se prestan para esto teniendo en cuenta que una de las medidas adoptadas por el gobierno es precisamente no realizar este tipo de actos multitudinarios.

“Yo soy devoto de la virgen pero no comparto esto que acabo de ver, como es posible que venga una caravana sabiendo que no se puede salir, mucha gente aprovecha esto y se queda bebiendo, no me parece que el alcalde se preste para esto y de permiso al pueblo para realizar esa procesión, en otra oportunidad se puede hacer, porque mejor no hacen todo lo posible para que la gente no salga de sus casas”, manifestó un habitante de Pijiño del Carmen.

Finalmente la población hace un llamado a las autoridades para que no se preste para este tipo de cosas, teniendo en cuenta que este es un pueblo pequeño y si llega el coronavirus son muchos los que estarían en peligro.

También podría gustarte