El mundo se ´relaja´ y el virus sigue matando gente

192

La cantidad de muertos en Estados Unidos, que registró su primer deceso vinculado al virus a principios de febrero, asciende a 70.115. El país registró 1.193.027 contagios. Las autoridades consideran que 187.180 personas sanaron.

El desconfinamiento progresó ayer martes en varios países del mundo en un intento por revivir las economías golpeadas por el coronavirus, que ya ha matado a casi 255.000 personas y continúa su avance en particular en Estados Unidos, Reino Unido, Brasil y Rusia.

Reino Unido se convirtió en el primer país europeo en superar las 30.000 muertes por la covid-19, aventajando a Italia y España, y convirtiéndose en el segundo más castigado por detrás de Estados Unidos.

Según diversas agencias de estadística del país, las muertes presuntas por covid-19 alcanzan 32.313, récord impensable hace dos meses, cuando los británicos registraban su primer fallecimiento y el primer ministro Boris Johnson seguía estrechando manos antes de contagiarse.

En Estados Unidos, pese a la baja de contagios diarios y en medio de la flexibilización del encierro en algunos estados, el gobierno pronosticó una continuidad en los fallecimientos, cuando la cifra de muertes por el virus suma 68.700.

La Casa Blanca estimó que la tasa de infecciones podría aumentar ocho veces a 200.000 por día para el 1 de junio, y el número de muertes diarias podría subir a 3.000.

Pero el presidente Donald Trump insistió nuevamente este martes en reactivar la economía.

“Debemos abrir nuestro país”, dijo el millonario en la fábrica Honeywell de máscaras respiratorias en Phoenix, Arizona. “No podemos mantener nuestra economía cerrada por los próximos cinco años”.

En el mundo se han registrado más de 254.000 fallecimientos (por 3.629.160 casos), unos 147.000 de ellos en Europa (1.595.147 casos), el continente más afectado, de acuerdo con cifras oficiales.

En tanto, en América Latina, Brasil, cuyo presidente Jair Bolsonaro alienta la apertura y desacredita las medidas de prevención, es de lejos el más afectado y suma 107.780 casos y 7.321 muertes. Preocupado, Uruguay aumentará el control sanitario en la frontera común.

Los mercados financieros encontraban, de otro lado, este martes algo de alivio ante las reaperturas parciales en Europa y Estados Unidos, con alzas en las acciones y precios del petróleo.

Pero nada logra frenar la escalada de tensiones entre Estados Unidos y China, tras acusaciones de la administración de Donald Trump de que el virus se originó en un laboratorio chino, una teoría que la Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó de “especulativa”.

RUSIA, EL NUEVO FOCO

En Europa, Rusia se convirtió en el nuevo foco de contagios, con el mayor número de nuevas infecciones y más de 155.000 casos.

“Aparentemente, la amenaza está creciendo”, advirtió el alcalde de Moscú, Serguéi Sobyanin, quien instó a los ciudadanos a respetar el confinamiento.

El impacto del encierro se ha sentido en la violencia doméstica: las denuncias en el país se han más que duplicado.

Las proyecciones sombrías en Estados Unidos llegan en medio de esperanzas de que el pico de la pandemia haya sido superado en la mayor parte de Europa tras dos meses de confinamiento, y cuando varios países -alentados por la desaceleración de los contagios- ablandan el confinamiento.

En Alemania, el estado más grande, Bavaria, anunció la reapertura de restaurantes desde mediados de mayo, incrementando la presión sobre la canciller Angela Merkel para aliviar las medidas de encierro que han sumido a la economía en recesión.

Con muchas precauciones, una quincena de estados flexibilizaron el lunes las medidas de confinamiento. Lugares de culto y museos abrieron y se vieron colas en peluquerías.

En Italia, que sufrió duramente el golpe de la covid-19, los parques volvieron a abrir.

España, otro de los países más golpeados con más de 25.400 fallecidos, empezó un desconfinamiento por fases, mientras el desempleo afecta a 3,83 millones de personas, un 8% más que en marzo.

También podría gustarte