Las telenovelas en pausa por el Covid-19

199

En Colombia, actualmente no hay producciones en curso ni rodajes, debido a la emergencia sanitaria que vive el mundo.

Sin besos, abrazos o cercanía entre los actores por el temor al coronavirus, las telenovelas quedaron en pausa en América Latina, gran productora de melodramas, obligando a la industria a redefinir su futuro en la nueva era del distanciamiento social.

Con actores, guionistas, directores, vestuaristas y escenarios, los principales canales de la región detuvieron las grabaciones de sus telenovelas, algunas por emitirse y otras ya en el aire.

Con poco material ya grabado, retiraron producciones de la pantalla, retrasaron proyectos en curso y volvieron a programar antiguos ‘culebrones’ para acompañar a millones de personas obligadas al confinamiento.

En Colombia tampoco hay producciones en curso ni rodajes. “Los dos canales privados RCN y Caracol, que llevan la batuta de esta industria en la televisión abierta, pararon 38 producciones, entre realities, dramatizados y telenovelas”, dice Tulio Ángel Arbeláez, presidente de la Asociación Nacional de Medios de Comunicación (Asomedios) de Colombia.

El panorama es el mismo en los estudios de grabación de Chile, Argentina e incluso de Venezuela, antigua potencia en la producción de telenovelas en la región.

En reemplazo de las telenovelas, los canales aumentaron la franja informativa y programaron series antiguas para alimentar niveles históricos de audiencias en medio del confinamiento.

Pero “volver a salir al aire con algo original no creo que pase antes de diciembre si es que esto no dura mucho más. En un rodaje de una telenovela donde todo el mundo está encima de todo el mundo (…) cuando realmente podamos empezar a grabar es porque todo pasó, porque hay una vacuna”, dice en un tono más pesimista Guillermo Restrepo, asesor de presidencia de la colombiana RCN.

Contar historias es una tradición cultural de la humanidad; por lo tanto la ficción va a seguir existiendo. El futuro dependerá entonces de la creatividad de guionistas, productores y actores./AFP

También podría gustarte