Subsidio del Gobierno al pago de las nóminas es insuficiente

187

El gobierno nacional anunció el pago de 40% de un salario mínimo para los trabajadores de las empresas cuya facturación haya caído 20% o más.

  El Gobierno Nacional anunció un subsidio de 40 % al salario mínimo de los trabajadores de las empresas que reporten como mínimo un 20 % en la disminución de sus ingresos, algo que resulta necesario, según los expertos, pero que no es suficiente para las necesidades de solvencia de empresas cuya situación financiera se hace cada día más crítica por el Covid-19.

La subdirectora ejecutiva de Acopi Bogotá, Alejandra Osorio, manifestó que es una buena señal en materia de medidas gubernamentales para mitigar los daños del virus sobre la economía y laboral del país, pero que las cuentas no cuadran, porque se estaría dejando por fuera una serie de elementos fundamentales a la hora de pagar las nóminas.

 “Pensamos que esta es una medida que va por buen camino. En es lo que veníamos insistiendo en cuanto a las necesidades de liquidez que tienen las empresas, especialmente las de menor tamaño”, señaló Osorio, al tiempo que consideró que “es insuficiente. Aunque ayuda a aliviar en algo, no responde al 100 % de las necesidades que tienen hoy las empresas”.

La dirigente añadió que “el 40 % está calculado sobre el salario mínimo, pero no sobre lo que consideran los empresarios, que es el pago de nómina, incluidos los parafiscales, que cuestan aproximadamente 1.470.000 pesos (…) Si se calcula eso, solamente se está subsidiando el 23 % de lo que corresponde a un trabajador formal”.

El gremio también señaló que se esperan medidas en materia de costos de arriendos pues, según Acopi Bogotá, cerca del 90 % de las empresas requieren algún tipo de asistencia en este rubro. Asimismo, las tarifas de servicios se han convertido en otro reto para la supervivencia productiva de las pequeñas y medianas empresas del país.

Sin embargo, el Gobierno Nacional considera que con este alivio en las nóminas se podrá evitar que las   empresas se vean avocadas a la terrible decisión de tener que despedir a sus trabajadores. “Aunque quisiéramos financiar la totalidad de esas nóminas, no nos alcanza la plata”, explicó el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

Este 40 %, al calcularse sobre la base de un salario mínimo, equivale a 351.121 pesos por trabajador. El Gobierno estima que cerca de seis millones de trabajadores formales serían beneficiarios de la medida, con lo que se estarían comprometiendo recursos correspondientes para este fin durante los próximos tres meses sobre los 6 billones de pesos.

Para poder acceder a esta asistencia, se requiere que las empresas demuestren tener una reducción de al menos el 20 % en abril, en comparación con el mismo mes de 2019. Para ello se insiste en acudir a los contadores y auditores de la empresa para certificar esta contracción financiera. Además, el dinero será girado a las empresas por el sistema financiero para las nóminas que se encuentren bancarizadas.

Frente a este punto, el docente e investigador de la Universidad Externado Isidro Hernández, considera que no necesariamente llevan una contabilidad o pagan en efectivo sus nóminas.

“Hay muchas empresas que generan una buena cantidad de empleos, que son bastantes, pero van a quedar por fuera (…)  Hay empresas que, por ahora estar en fase de crecimiento, tendrán complicaciones para cumplir los requisitos señalados por el gobierno. Además, cabe añadir que esta es una ayuda a las empresas, no a los empleados, porque ellos no van a recibir ni un peso más de lo correspondiente a su sueldo”, añadió.

Hernández considera que “la capacidad financiera del Estado está tocando techo; el gobierno no tiene recursos ilimitados; entonces lo poco que hay se está repartiendo ahí. Es importante saber que aquí habrá un control en la distribución de esos recursos”.

A su turno el ministro de Hacienda aseguró  que los recursos estarán destinados a empleados de pequeñas y grandes empresas, sin distinción. Se entregará el subsidio a los empleados de empresas que acrediten una caída en facturación de mínimo el 20%. Se pagará el equivalente al 40% de un salario mínimo a cada uno de los empleados de las empresas. Para ello, el Gobierno tendrá en cuenta la base de datos del Pila para estar informado de cuáles son las empresas que pueden acceder a este beneficio. Los recursos se girarán directo a las cuentas de los trabajadores. Si no tienen cuenta, se girará directo a las empresas. Y además el beneficio durará tres meses. El Ministro dijo además que se espera iniciar con los desembolsos en la segunda quincena del mes de mayo.

También podría gustarte