Electricaribe envía facturas millonarias a hotel cerrado

1.179

Casi 4 millones de pesos está cobrando Electricaribe a hotel cerrado en el Centro de Santa Marta desde el pasado 17 de marzo. Esta no ha sido la única vez, en la factura anterior habían cobrado 8 millones de pesos, aun cuando el establecimiento no se encontraba generando tal consumo.

 Las denuncias de los usuarios contra la empresa Electricaribe se han transformado en otro virus por los descomedidos cobros que viene haciendo en las facturas de energía durante los meses de cuarentena por el Covid-19, aun cuando sus negocios y viviendas permanecen cerrados y desocupadas.

Este es el caso particular del hotel Villa del Mar ubicado en el Centro Histórico de Santa Marta, el cual desde el inicio del aislamiento decretado por las autoridades viene observando cobros de energía excesivamente costosos en la facturación emitida por la empresa Electricaribe, pese a que el negocio desde el pasado 17 de marzo cerró sus puertas y dejó de funcionar de manera indefinida.

“En abril me llegó la factura del mes de marzo por un valor de 8.000.000 de pesos y ahorita me están cobrando una por el valor de 3 millones 800 mil pesos, yo veo esas facturas y me quedo asombrada, nosotros no sabemos que nos están cobrando si el negocio está cerrado, no estamos generando consumo”, manifestó Liliana Ardila Osuna, dueña del hotel.

Para colmo del descaro, Ardila Osuna, denunció que el día de ayer trabajadores de la empresa Electricaribe llegaron hasta su establecimiento y sin más explicaciones procedieron a cortar el suministro de energía eléctrica.

“Además de todo esto, ayer estuvieron funcionario de Electricaribe cortándonos el servicio en tiempo de pandemia, sabiendo que los negocios no tenemos como responder a estas alturas en tiempo de Covid-19, cuando quisimos preguntar por qué, ellos solo nos respondieron que los mandaron a suspender el servicio así que eso harían”, aseguró con indignación la dueña del hotel Villa del Mar.

De acuerdo con Liliana Ardila, la empresa en ningún momento les ha dado explicaciones de su proceder, y que al momento de intentar comunicarse con ellos, no ha sido posible.

“No han dado explicación, lo único que entregan es un número de teléfono, el 115 que nunca responden, un WhatsApp que cuando te comunicas, solo te preguntan cuánto y cuando quieres arreglar, porque lo único que te piden es que tú hagas arreglos y pues nos dirigimos al correo que mandan para que los usuarios hagan su quejas y reclamos, pero no nos han dado ninguna clase de respuesta”, precisó la hotelera.

UNA INJUSTICIA TOTAL

La dueña del establecimiento asegura que lo ocurrido es una total injusticia, sobre todo teniendo en cuenta que los hoteleros han sido los más afectados por esta coyuntura en la ciudad de Santa Marta, “no hemos recibido ningún tipo de ayuda, ni sabemos cuándo vamos a abrir nuestras puertas y aun así este es el trato que recibimos por parte de Electricaribe”, indicó la usuaria afectada

Señaló que en su hotel desde el pasado 17 de marzo lo único que permanece encendido es un abanico y un bombillo, pues a sabiendas de que los aparatos electrónicos aun cuando están apagados generan consumo procedieron a desconectarlos de inmediato.

“Ese cobro es una exageración, por un negocio que no está funcionando están cobrando sumas millonarias, yo esperaba que por lo menos la factura llegara por un millón de pesos, pero en cuatro millones yo me siento agredida, me siento atropellada por ellos como siempre”, expresó la hotelera.

NO ES EL ÚNICO CASO

Cabe resaltar que este no ha sido el único caso que ha tenido el hotel con la empresa Electricaribe, pues hay interpuesta ante la Superintendencia de Servicio Públicos una denuncia por los excesivos cobros de la factura del mes de abril en donde les cobraron un total de 8 millones de pesos y un monto total de más de 12 millones de pesos.

 “Este año pusimos unos reclamos y denuncias ante la superintendencia por estas tasas de energías tan grande que nos están cobrando, porque ellos manejan un modem y ese aparato no está funcionando desde febrero y si no está funcionando como están viendo para saber qué es lo que consumimos”, explicó la señora Ardila.

También podría gustarte