Coronavirus arrasa con el empleo

197

Estados Unidos anunció que ha perdido más de 20 millones de empleos en un mes, una cifra sin precedentes, causada por una pandemia que ensombreció las modestas festividades por el fin de la II Guerra Mundial en Europa.

El planeta afronta un desafío común sin parangón desde la última conflagración bélica mundial, que en Europa terminó el 8 de mayo de 1945.

Pero Estados Unidos y China protagonizan una agria polémica sobre el origen de la COVID-19, mientras el resto de líderes piden calmar los ánimos.

“No tenemos que aceptar que el orden y la paz” establecidos a partir de 1945 “se evaporen ante nuestros ojos”, afirmó el presidente alemán Frank-Walter Steinmeier en un discurso en Berlín.

“Queremos más y no menos cooperación en el mundo, inclusive en la lucha contra la pandemia”, agregó.

Estados Unidos, en pleno año electoral y con la peor crisis económica desde la Gran Depresión, ha tomado la senda del desconfinamiento, al igual que China, que este viernes anunció que reabrirá cines, museos y otros lugares de ocio.

Pero el presidente Donald Trump, que afronta las elecciones en noviembre, cree que además de volver a recuperar la economía de su país, llegó la hora de pedir responsabilidades.

El desempleo en Estados Unidos subió del 4,4% al 14,7% de un solo golpe, en abril. Los datos “eran completamente esperados. No son sorpresivos. Todo el mundo lo sabe”, declaró Trump.

Trump habla abiertamente de un “ataque” contra su país, peor que el que sufrió en Pearl Harbor y provocó la entrada en la II Guerra Mundial de Estados Unidos.

Washington no acusa abiertamente a Pekín de haber provocado la pandemia, que está a punto de batir la cifra de 270.000 muertos en el mundo (de un total de más de 3,8 millones de afectados).

Pero el gobierno de Trump exige una investigación internacional, que Pekín solo está dispuesta a admitir después del fin de la pandemia, y bajo la égida de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

China está dispuesta a colaborar en una “revisión” que sea “abierta y transparente” sobre “la respuesta mundial” a la pandemia, declaró este viernes una portavoz.

Washington quiere que Pekín permita el acceso al laboratorio de bioquímica en Wuhan, donde estalló el virus, y a todos los datos disponibles, de forma exhaustiva.

En un informe confidencial, el servicio de inteligencia alemán BND califica las teorías estadounidenses como un intento de Trump para “desviar la atención de sus propios errores”, informó la revista Der Spiegel en su página web este viernes.

También podría gustarte